Epson o Dymo, ¿qué impresora de etiquetas elegir?

Impresoras Etiquetas Epson y Dymo

Se ha convertido ya en una tradición del siglo XXI. Cada vez que toca hacer una inversión para un nuevo producto con el que dotar a nuestra oficina o empresa hacemos un repaso por una larga retahíla de páginas web de las que extraer datos de las diferentes alternativas y comparar.

Por desgracia muchas veces el proceso puede llevar algo más de tiempo del que teníamos inicialmente previsto y eso dificulta en exceso el tomar nuestra decisión de compra. El territorio de las impresoras de etiquetas entra dentro de esta categoría y es difícil encontrar comparativas entre las ofertas de dos de las marcas líderes del sector, Epson y Dymo.

El grueso de los modelos de Dymo destacan por la facilidad de uso de su software, cuya instalación en nuestros ordenadores es necesaria para su correcto funcionamiento. La conexión a PC se ha convertido en uno de los atributos más importantes a la hora de decantar nuestra compra hacia un modelo u otro de las impresoras de etiquetas.

Productos como la Dymo LabelWriter 450 pueden conectarse como con computadoras con sistema operativo Windows u ordenadores Mac de la marca de la manzana e imprimen grandes cantidades de etiquetas en poco tiempo gracias al sistema de impresión térmica.

Esta tecnología tiene sus ventajas e inconvenientes: además de ser más veloz que otras alternativas no precisa de recambio alguno más allá del soporte en el que vayamos a imprimir. Puede que el gasto parezca mayor en un principio pero el ahorro en consumibles, la versatilidad y la facilidad de uso son valores muy a tener en cuenta. Por otro lado, la impresión térmica tiende a decolorarse con el paso del tiempo y podríamos encontrarnos frente a un código de barras difícilmente legible tras varios meses.

Elijas Epson o Dymo, el precio no lo es todo

Si nuestro presupuesto no es excesivamente amplio podemos encontrar una gama de entrada más accesible en Epson, más escuetas en su catálogo de funcionalidades pero que cumplen su propósito sin problema. Los modelos más básicos carecerán de conexión USB para enlazarse con ordenadores, pero suelen permitir una movilidad que no está disponible en los modelos más caros. Cada uno tienes sus ventajas.

Impresoras de Etiquetas Epson o Dymo

Si decidimos descartar el uso del adaptador de corriente para trasladar de un lugar a otro nuestra impresora mientras la utilizamos, deberemos tener en cuenta la necesidad de 6 pilas AA. Ya sabemos cómo funcionan estas cosas y las baterías tienden a agotarse cuando más se necesitan, así que no os olvidéis de tener siempre a mano un paquete de pilas de emergencia.

También hay que tener en mente que las Epson tope de gama, como la Epson LabelWorks LW-1000P, cuentan con la opción de sincronizarse con nuestros móviles Android e iOS y mandar órdenes de impresión desde ellos mediante la Epson iLabel App. Sin duda una manera más de exprimir al máximo nuestros smartphones en el entorno laboral.

Y por último, antes de terminar, un apunte. Antes de lanzarnos a adquirir un producto u otro debemos de tener en cuenta siempre el uso que vayamos a dar a nuestra compra. De poco servirá desembolsar nuestro dinero en un aparto que nos genere más de 50 etiquetas por minuto si solo vamos a sacarle provecho en contadas ocasiones. Por el otro lado de la balanza hay que mirar que, en ocasiones, lo barato sale caro y el no necesitar consumibles en los modelos de las gamas más altas de Epson y Dymo puede ser un factor fundamental a la hora de ahorrar a largo plazo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *