¿Cómo sacar el máximo partido a tu pizarra blanca?

La clásica pizarra blanca es una herramienta de enseñanza excepcional, utilizada a diario en institutos, colegios, academias de idiomas, centros de formación, autoescuelas, salas de conferencia de oficinas… La lista de lugares en los que es fácil encontrar una pizarra blanca es muy larga. Su alta legibilidad—el contraste del texto respecto al fondo es infinitamente superior al de una pizarra de tiza—y la facilidad con la que se borra son dos de las cualidades más apreciadas de estos tableros. ¿Pero qué podemos hacer para que nos duren muchos años?

Pizarra blanca magnética de pared

Elegir bien una pizarra blanca

Lo primero y más importante, es comprar la pizarra blanca adecuada. Sus materiales deben soportar el trato que va a recibir. No es lo mismo comprar una pizarra blanca para utilizarla un par de veces al mes, que una pizarra para un instituto que se utiliza varias horas al día, los cinco días de la semana. Por ello es importante conocer los cuatro tipos de pizarras blancas que existen.

En primer lugar están las pizarras de melamina, son increíblemente baratas pero muy poco duraderas. Están hechas con tablero melaminado de color blanco. El mismo que utiliza Ikea en sus muebles de cocina. Estas pizarras sólo se recomiendan para un uso muy esporádico (pocas horas a la semana).

Un poco mejores son las pizarras estratificadas o laminadas. También se emplean fibras de madera en la base. Sin embargo tienen una fina capa superficial de alta dureza. Es la misma tecnología que se utilizan para fabricar el suelo de tarima flotante. Este tipo de pizarra nos puede durar bastante años aunque la utilicemos a diario. Su unico inconveniente es que, al igual que las de melamina, no son magnéticas.

La siguiente opción es la pizarra de acero lacado. Su tablero se fabrica con una chapa metálica, pintada con un esmalte especial que permite el borrado en seco. Estas pizarras ya no son tan baratas como las anteriores. Es fácil que doblen o tripliquen su precio. Pero también son mucho más longevas y resistentes a los golpes. Además sí son magnéticas. La universidad y los institutos son los compradores más habituales de estas pizarras.

Pizarras vitrificadas o de vidrio: las más resistentes

Por último, nos quedan las pizarras de acero vitrificado y las pizarras de vidrio. Las primeras, al igual que las lacadas, tienen superficie de acero. Pero en vez de estar pintado, el tablero está vitrificado. El vitrificado es un proceso industrial que recubre una superficie con sílice o “vidrio líquido” fundido a alta temperatura. Una vez solidificado y enfriado es un material de una extraordinaria dureza y resistencia a los arañazos. Es la misma técnica con la que se fabrican las cazuelas vitrificadas, vasos, platos y otros utensilios de menaje. Son muy caras y de una calidad excelente. Con el cuidado adecuado pueden durar toda la vida.

Pizarra de vidrioLa pizarra de vidrio es una alternativa a la vitrificada. En este caso su tablero es de vidrio templado. A diferencia del resto de pizarras rara vez están enmarcadas. No tiene sentido pues el propio vidrio tiene suficiente resistencia mecánica y no necesita refuerzo alguno. Su superficie es tan dura como la vitrificada.

 

El cuidado de la pizarra blanca

Comprar la pizarra blanca correcta es el cincuenta por ciento del trabajo. Ahora sólo queda ver cómo tenemos que utilizarla para alargar su vida útil lo máximo posible. En primer lugar, aunque resulte una obviedad decirlo. Sobre estas pizarras sólo hemos de escribir con rotuladores especiales para pizarra blanca. Estos rotuladores tienen puntas suaves de fibra para evitar arañar la superficie. Además su tinta no se adhiere sino que se deposita en forma de polvo sobre la pizarra.

Para borrar la pizarra, utilizaremos asimismo un borrador específico de fieltro o espuma. También se puede utilizar gamuza. Es importante borrar con suavidad. También sacudiremos el borrador de vez en cuando. Especialmente si se nos cae al suelo. Es imprescindible evitar que el borrador o la gamuza tengan partículas de arena o de polvo que podamos arrastrar sobre la pizarra. Esta es una causa de deterioro de las pizarras blancas. Pero sobre todo, lo más importante, jamás, jamás, JAMÁS, debemos borrar la pizarra con un estropajo de los verdes, y mejor evitar también los azules. El estropajo de fibra verde destroza la superficie de la pizarra volviéndola porosa. La consecuencia a largo plazo es la imposibilidad de borrar los trazos de rotulador (marcas fantasma). Cuando llega este momento la pizarra ya no es útil.

Por último, es recomendable limpiar la pizarra en húmedo de vez en cuando. Puede ser con un producto específico o con una bayeta muy suave humedecida con agua y jabón neutro. De esta forma lograremos que nuestra pizarra blanca nos acompañe durante mucho tiempo.

Comparativa de encuadernadoras Fellowes

La marca americana Fellowes es una de las marcas de encuadernadoras más importantes y reconocidas. Junto a la europea GBC (Ibico) se reparten una buena cuota de mercado. Repasamos cinco de las encuadernadoras Fellowes más populares.

1. Encuadernadora Fellowes Galaxy

Encuadernadora Fellowes GalaxyLa encuadernadora de canutillo plástico Fellowes Galaxy tiene una característica que te hará ahorrar mucho tiempo de trabajo a la hora de encuadernar los documentos. Nos referimos a la plataforma de encuadernación extraible. Este sistema permite que una persona perfore las hojas mientras la otra las introduce en el canutillo. Veras terminados tus cuadernillos en la mitad de tiempo.

Igualmente tiene una palanca de encuadernación independiente, por lo que podrás perforar y encuadernar simultáneamente. Su bandeja frontal dispone de un espacio para guardar documentos o consumibles. También incluye un selector de diámetro de canutillo para determinar la medida correcta en función del número de hojas del documento.

Por último, añadir,  que gracias a su palanca de doble brazo el esfuerzo necesario para perforar los documentos es muy pequeño.

2. Encuadernadora Wiro Fellowes Quasar Wire

Encuadernadora espiral Wire-oLos que prefieren el sistema de encuadernación mediante canutillo de alambre Wire-O pueden optar por la encuadernadora Fellowes Quasar Wire. Utiliza canutillos de alambre wiro de paso 3:1 / 34 agujeros. Es una máquina robusta que cierra el canutillo con suma precisión.

La selección de los canutillos se hace fácilmente gracias a las guías grabadas según el número de hojas de documentos. La palanca de perforación también es ergonómica y tiene forma de U. Minimiz el esfuerzo necesario y es apta para zurdos o diestros. Incluye alicates de corte para rematar la espiral.

3. Encuadernadora Fellowes Helios 30

Encuadernadora térmica FellowesNo a todos les convence la encuadernación mecánica. Hay quién prefiere algo más rústico. Una buena opción es comprar la encuadernadora térmica Fellowes Helios 30. Utiliza el sistema de encuadernación mediante calor. Los documentos se ensamblan dentro de las carpetas térmicas. Estos dosieres incluyen un lomo engomado con adhesivo. Este adhesivo es precisamente el que la encuadernadora derrite.

Su funcionamiento es muy sencillo e intuitivo. La selección de la temperatura no debe ser un impedimento para su compra pues es muy fácil de ajustar. El bastidor de enfriamiento la permite disipar el calor de manera segura. Además dispone de ahorro energético y una pinza especial para la sujección del papel. Su escudo actua como “pantalla térmica” para evitar quemaduras al tocar la placa de calor. El selector de grosor de las carpetas térmicas facilita la elección de las mismas.

4. Encuadernadora Fellowes Star

Encuadernadora Fellowes StarUna de las máquinas de encuadernación más básicas de Fellowes. Pero no por ello una mala opción. La Fellowes Star es una encuadernadora de canutillo plástico con palanca de encuadernación independiente y selector de diámetro de canutillo.

Esta orientada para usuarios domésticos u oficinas con pocos empleados. No es una máquina para el uso industrial o intensivo. La relación calidad precio es muy buena para encuadernar documentos en casa.

5. Encuadernadora eléctrica Fellowes Pulsar

Encuadernadora eléctrica PulsarPor último, llegamos a las encuadernadoras eléctricas. Si vamos a utilizar la encuadernadora con cierta asiduidad será una buena opción elegir un modelo eléctrico. Por ejemplo, la Fellowes Pulsar E. Esta herramienta perfora los documento con sólo pulsar un botón. Dejándolos listos para su inserción en el canutillo. Ideal para oficinas que hagan un uso intensivo de ella.

Las mejores cintas correctoras

El primero en aparecer fue el Tipp-Ex líquido de bote. Años después llego el formato lápiz. Finalmente, la cinta correctora. Sin embargo, llegar al corrector roller que todos conocemos hoy no fue tan sencillo. Estas cintas han ido evolucionando con el tiempo.

Numerosos problemas de diseño tuvieron que ser resueltos antes de llegar a una cinta correctora efectiva y útil como las que conocemos hoy. Estas son algunas de las cintas correctoras más valoradas y vendidas.

Pelikan xycle, una cinta correctora ergonómica

Cinta correctora Pelikan XycleLas primeras cintas correctoras carecían de ergonomía. Eran muy aparatosas y poco cómodas de utilizar. No se puede decir lo mismo de la Pelikan Xycle. Una cinta correctora ergonómica que permite un perfecto agarre tanto a diestros como a zurdos. Incluye tornillo tensor antiatascos y su composición está libre de disolventes.

Las dimensiones de esta cinta correctora son 4,2 mm de ancho y 8 metros de largo.

Tombow Mono ct, una cinta correctora con empuñadura de caucho

Cinta correctora TOMBOW MONO CT-CD5C11Las cintas correctoras con empuñadura de caucho permiten un mejor control de la cinta. Como ejemplo tenemos a esta Tombow Mono CT. Su cabezal basculante proporciona una aplicación más sencilla. Al igual que la anterior incluye un tornillo tensor para tensar y rebobinar la cinta.

El grip de caucho además de mayor precisión, permite una sujeción más confortable. Sin duda, esta cinta de la japonesa Tombow, es otra de las mejores cintas correctoras.

cinta Correctora Tipp-Ex Pure Mini: una cinta ecológica

Cinta correctora ecológicaPasamos ahora a una de las cintas más evolucionadas. No sólo es una cinta correctora en seco de dimensones reducidas. La Tipp-Ex Mini Exact Liner además es una cinta ecológica. Permite la escritura instantánea sobre todo tipo de papel. Y su carcasa está fabricada con una buena proporción de plástico reciclado.

Cinta Correctora frontal Pelikan 4.2 mm

No a todo el mundo le gustan las cintas correctoras laterales. Muchos prefieren las frontales. La marca alemana Pelikan mantiene una calidad bastante aceptable en todos sus productos. También en las cintas correctores. Este típex de cinta te permite realizar correcciones rápidas y escribir sobre el papel al instante.

El cuerpo de color transparente permite ver cuánta cinta queda. No contiene disolventes. El ancho de la cinta es de 4.2 milímetros y tiene 8.5 metros de largo. Para aplicación frontal.

 

Cinta Correctora Pritt ECOmfort

Cinta correctora Pritt Eco Comfort

El ecomfort de Pritt, según el propio fabricante, es el primer roller corrector fabricado a partir de materiales reciclados (89% de materiales reciclados). Sus características: una corrección rápida, seca, limpia y precisa. Invisible en las fotocopias. Impacto medioambiental reducido.

Sus medidas son las habituales: 4,2 mm de ancho y 8.5 metros de largo. Su carcasa está hecha con plástico reciclado y componentes de origen vegetal. Una cinta de alta calidad para una escritura inmediata. No deja marcas en fotocopias. Incluye tornillo para el retroceso de la cinta.

Correctora Seco Tippex Soft grip

TippEx SoftgripAquí tenemos otra de las cinta correctoras que deciden emplear caucho para mejorar la ergonomía del producto. Esta vez, repetimos con un modelo de la marca Tipp-Ex. Su cuerpo azul translúcido permite observar la cinta restante. La empuñadura de caucho proporciona un alto confort y seguridad.

De aplicación frontal.

Corrector Papermate Dryline Grip

Aún más ergonómico que el Tipp-Ex Soft Grip es este corrector de PaperMate. La compañia, famosa por sus bolígrafos borrables replay, es también lider en correctores de oficina. La zona de sujeción está fabricada con caucho suave y su perfil aerodinámico facilita corrrecciones frontales rápidas y precisas.

Un aspecto a valorar del corrector Papermate Dryline es su sistema antiatasco, que evita que se rompa o se salga la cinta. Permite la escritura inmediata sobre cualquier tipo de tinta. Original diseño en tonos verdes con carcasa translúcida que permite ver los engranajes del mecanismo y el nivel de cinta restante.

Cinta PaperMate Dryline Ultra 5mm, 6 metros

Finalmente, la última en nuestra lista, es una de las más minimalistas. La cinta PaperMate Dryline tiene un diseño que se adapta tanto a personas zurdas como a diestras y sus dimensiones son muy reducidas. El diseño de su punta evita que la cinta se enrolle.

Para este corrector existen recambios sueltos. Siendo por ello una opción más ecológica que los desechables.

Conclusión

En el material de papelería, cómo en todo lo demás, no existe nada estático. Todo está en permanente cambio. Es la consecuencia que tiene la inversión en investigación y desarrollo. La innovación nos trae nuevos productos que hacen obsoletos a los que ya estábamos acostumbrados. Tal vez, el auge de los bolígrafos borrables suponga la extinción de estas cintas correctoras. Como lo hicieron ellas en su dia con el típex líquido, muy poco utilizado hoy en día.

¿Qué es la tinta india?

La tinta india es tan sólo otro nombre por el que se conoce a la tinta china. La tinta china se invento en China hace aproximadamente cinco mil años. Concretamente a mediados del tercer milenio antes de Cristo.

Tinta india
Papel impregnado de tinta india

¿Para qué se utiliza tinta india?

La tinta india o tinta china es una tinta obtenida a partir de hollín. El hollín esta compuesto por partículas finísimas de polvo negro de alta opacidad. Se utilizan residuos procedentes de la combustión de aceites u otros hidrocarburos. Dicho hollín se aglutina con la ayuda de agua para darle consistencia líquida.

Esta tinta ha sido utilizado tradicionalmente por el hombre para fines artísticos y decoración. En la actualidad se utiliza para dibujar cómics, para bosquejar siluetas con plumilla o para tirar líneas a rotring en el dibujo técnico. La tinta china se puede encontrar, por ejemplo, en los estilógrafos rotring. Asimismo, también es posible encontrar rotuladores de tinta india, por ejemplo los Pitt de Faber-Castell.

La tinta china es muy apreciada por dibujantes, artistas y otros profesionales del campo de las bellas artes por su alta opacidad y permanencia. Estas cualidades la hacen un material ideal para el arte al garantizar la longevidad de las obras pictóricas.

Libretas ecológicas

Algunos fabricantes de papelería incluyen en su catálogo de productos las llamadas libretas ecológicas. Estos cuadernos son idénticos a los tradicionales pero están elaborados con materiales más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. ¿De qué estan hechas estas libretas?

Libretas ecológicas
Libretas ecológicas MiquelRius, con papel y carton 100% reciclados

Libretas ecológicas recicladas y sostenibles

Si te interesan las libretas ecológicas y estás pensando en comprar alguna de ellas has de saber que tienes dos opciones. La primera, es optar por una libreta fabricada con materiales reciclados. Por ejemplo, papel reciclado para sus hojas y cartón reciclado para su cubierta. Aunque no sólo las tienes de cartón. También se fabrican algunos modelos de plástico recuperado.

Es una opción menos contaminante para la naturaleza puesto que reduce el consumo de materias primas. Además también se recorta el vertido de residuos. La otra posibilidad que tienes, es comprar libretas de materiales naturales. Esta otra alternativa es igualmente ecológica y sostenible al emplear materias primas renovables y biodegradables como el corcho.

¿Por qué el corcho?

El corcho es el material escogido para la cubierta de multitud de cuadernos y libretas ecológicas. El motivo es que el alcornoque, el arbol del que se extrae, renueva la corteza cada año. Por ello no es necesario talar la planta para la producción de corcho. Además la corteza del alcornoque—el corcho—es biodegradable. Así que, cuando te quieras deshacer del cuaderno puedes añadirlo simplemente a la pila de compost.

¿De qué son los gusanillos y espirales de las libretas ecológicas?

Hay dos posibilidades. La primera es utilizar el clásico gusanillo metálico. Pero con un barniz o pintura al agua. Libre de componentes tóxicos y nocivos, para ti y para el resto de flora y fauna de la naturaleza. La segunda opción, es que no lleve espiral metálica en absoluto. En vez de eso, puedes optar por la compra de una de las libretas encuadernadas con encuadernación rústica: el clásico lomo de tela encolado.

Finalmente, te indicamos, que en el caso de las libretas ecológicas con cubierta impresa, es muy común que la tinta proceda de pigmentos vegetales.

Grapadoras de cuadernos de brazo largo

Si necesitas encuadernar tus propios cuadernos y no te gusta el acabado que dejan las encuadernadoras clásicas de canutillo plástico o gusanillo metálico tienes otra opción: grapar tus propios cuadernos.

Para ello sólo necesitas una máquina: una grapadora de brazo largo.

Grapadoras de cuadernos

¿Cómo son las grapadoras de cuadernos?

Es probable que en casa o en la oficina alguna vez hayas necesitado situar una grapa casi en la mitad de una hoja. Habrás comprobado que una grapadora de escritorio, incluso las más largas, están limitadas a una entrada del papel de cinco a diez centímetros como mucho. Por ello si necesitas coser los documentos a una distancia mayor desde el borde los folios no te va a resultar posible. Para solucionar este problema se diseñaron las grapadoras de cuadernos.

Una grapadora de cuaderno es similar a la tradicional máquina de oficina pero con un brazo de gran longitud. Esto la permite “atravesar” el fajo de hojas y situar el cabezal de la grapadora en el punto preciso. Por ejemplo, en el doblez de unos documentos plegados. Así, si doblas por la mitad unas hojas Din A4 y las grapas justo en su pliegue habrás conseguido un cuaderno de tamaño cuartilla. Si por el contrario, deseas un cuaderno grande tendrás que recurrir a papel de tamaño Din A3.

Uso de las grapadoras de cuadernos

Para facilitar el encuadernado de folletos, catálogos o cuadernillos hay que tomar algunas precauciones. Es conveniente no utilizar un papel de gramaje muy elevado. El motivo es que te costará más trabajo doblarlo. Además notarás que el borde del cuaderno queda más desalineado.

En las copisterías e imprentas, para solucionar este problema se cortan los bordes una vez que el cuaderno está listo. Pero para ti puede resultar un engorro y puedes evitarlo simplemente con papel de menos gramaje. Si aun así, quisieras cortar los bordes lo puedes hacer con una guillotina o cizalla de papel.

Cómo grapar cuadernos con la grapadora de brazo largo

Utilizar una grapadora de cuadernos es muy sencillo:

  1. Alinea los documentos y dóblalos justo por la mitad, hazlo primero ajustando bien las esquinas para asegurarte de que las dos partes quedan simétricas
  2. Haz una marca a lápiz marcando la posición de las grapas, intenta repartir el espacio para que quede equidistante, con dos grapas es suficiente para el tamaño libreta y el Din A4. Este paso es opcional pero tu cuaderno quedará más vistoso y estético.
  3. Sitúa la grapadora de cuadernos en una mesa e introduce en ella el bloque de folios
  4. Ajusta el papel y posicionalo justo debajo del cabezal de la máquina, justo en el pliegue y a la altura de la marca a lapiz
  5. Presiona la grapadora para insertar la grapa
  6. Repite el procedimiento para las demás grapas
Grapadora de cuadernos
Grapadora de cuadernos de brazo largo