¿Qué encuadernadora comprar?

Para dejar de depender de la copistería y ahorrar algo de dinero podemos comprar una encuadernadora. Son relativamente baratas y muy fáciles de utilizar. Pero ¿qué encuadernadora comprar? Existen diferentes tipos de encuadernadoras. ¿Cuál es la que más nos conviene?

Depende, las de canutillo y espiral son las más baratas. Además podemos escoger diferentes marcas de máquinas de encuadernar, las de la marca Fellowes o GBC son bastante fiables. Además, tenemos modelos para uso doméstico o intensivo. Lo bueno es que la mayoría de ellas son muy fáciles de utilizar y a los pocos minutos de sacarlas de la caja estaremos encuadernado trabajos profesionales.

Encuadernadoras de canutillo plástico

La encuadernadora de canutillos es, posiblemente, las más utilizada tanto en la oficina como en el hogar. También es la más barata. El aspecto de los documentos encuadernados es aceptable. Pero tienen un inconveniente: las páginas del documento no se pueden girar en 360 grados. Esto hace más incómoda la lectura del documento y dificulta la realización de fotocopias.

Esta encuadernadora es perfecta para encuadernar pequeños dossieres. Las encuadernadoras de canutillo de plástico se accionan con una palanca ergonómica que perfora las páginas. Depende del diseño de la máquina, pero generalmente esta misma palanca en sentido opuesto abre el canutillo para permitir la inserción de los folios.

La mayoría de ellas son manuales pero también existen encuadernadoras eléctricas de canutillo plástico para un uso intensivo de encuadernación.

Tipos de encuadernadoras

Encuadernadoras de espiral metálica

El problema de no poder doblar los cuadernos en 360 grados lo resolvemos con las encuadernadoras de espirales metálicas. Hablamos del clásico gusanillo metálico, un sistema bien valorado y muy demandado por su comodidad y resistencia.

Como en el anterior caso, la encuadernadora realiza los agujeros introduciendo el borde de las páginas y accionando una palanca. En función de la capacidad y las características de la encuadernadora, podrá perforar más o menos hojas al mismo tiempo. La espiral se introduce girando el alambre y se cierra en sus extremos con la ayuda de unos alicates. No obstante, también existen encuadernadoras con un insertador eléctrico que permite la introducción de la espiral, lo que reduce el tiempo que necesita cada trabajo.

El precio de los modelos más básicos es muy similar al de las encuadernadoras de canutillo plástico. Aunque se tarda un poco más en insertar las hojas nos parece una opción más interesante que la anterior. Sobre todo si el no poder doblar el cuaderno resulta un problema.

Más tipos de encuadernadoras, el sistema de encuadernación térmico

Las encuadernadoras mecánicas de espiral y canutillo son las más extendidas, pero hay muchas otras opciones, por ejemplo la encuadernación térmica.

Tiene una desventaja: una vez encuadernado el documento no se puede modificar. Entre las ventajas, además del acabado, es que puede permitir encuadernar varios documentos a la vez y su proceso es completamente automático. Se introducen las páginas en una ranura, se selecciona la función y la encuadernadora hace el trabajo.

Cuenta con sistemas de seguridad que evitan que el usuario tenga que tocar la placa térmica. Por precio, existen modelos que tampoco encarecen en exceso la inversión de los sistemas anteriores.

Tipos de encuadernadoras, térmicas, por calor
Encuadernadora Térmica GBC T400

Encuadernadoras de espirales Wire-O

A medio camino entre la encuadernación en espiral y de canutillo está la encuadernación wire-o. Este gusanillo metálico tiene el aspecto de una falsa espiral de doble anilla, similar a la que tienen muchos cuadernos. No es una verdadera espiral, sino un sistema de anillas que se cierra mediante presión.

Espirales de encuadernar de alambre Wire-O
Espirales de encuadernación de alambre Wire-O. Fuente.

Se utiliza igual que el canutillo plástico. Permite girar las páginas 360 grados. Se estropea antes que la espiral sencilla porque las anillas pueden tender a abrirse con el paso de las páginas. Las encuadernadoras de canutillo Wire-o tienen un precio algo más elevado. Los gusanillos también son más difíciles de encontrar.

Encuadernadoras de presión: sistema Channel (Leitz ImpressBind)

Otra posibilidad es la encuadernación mediante sistema Channel. Es la más rápida porque funciona sin perforado ni calor. En vez de eso utiliza un canal metálico que se comprime mediante presión para retener las hojas. Se consigue un acabado más similar a la encuadernación rústica.

Es un sistema de encuadernación más caro. No sólo por la encuadernadora sino también por las tapas.

Otros tipos de encuadernadoras

Existen más tipos de encuadernadoras. Algunas encuadernadoras mixtas permiten el trabajo tanto con espiral metálico como con canutillo de plástico. Incluso hay alguna encuadernadora multifunción que también introduce el sistema wire con perforación eléctrica.

Materiales de encuadernación para los distintos tipos de encuadernadoras

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir una encuadernadora son las tapas o portadas de encuadernación. Estas pueden ser transparentes o de color. Se adquieren normalmente en paquetes de veinticinco o cien unidades. Los materiales más extendidos son el PVC, el polipropileno reciclado y el cartón.

En el caso de la encuadernación térmica, se utiliza una versión específica con el lomo en diferentes colores, suelen conocerse como carteras térmicas.

Otros consumibles necesario son, obviamente los canutillos o espirales. Hay que tener siempre en cuenta el grosor del documento a encuadernar. Puesto que existen diferentes diámetros según el número de hojas.

Conclusión

Existen muchos tipos de encuadernadoras. Sólo conociendo bien las necesidades de cada uno y lo que nos ofrecen las diferentes máquinas será posible tomar la decisión adecuada. Comprar la mejor encuadernadora posible conlleva una cierta inversión de tiempo.

Las encuadernadoras mecánicas de canutillo o espiral son sencillas, efectivas y económicas. Otros métodos como la térmica dan un mejor aspecto a los documentos pero perdemos la posibilidad de deshacer la unión. Lo mejor de ambos mundos lo conseguimos con las encuadernadoras de presión—el sistema channel—son caras pero su acabado es elegante, práctico y desmontable.

Plastificadoras de papel

Con la ayuda de las plastificadoras de papel, plastificar nuestros documentos en casa resulta muy rápido y sencillo. Solo tenemos que comprar una plastificadora de papel y fundas de plastificar.

¿Qué plastificadora comprar? Para el uso ocasional y siempre que no queramos plastificar cartulina ni papel de alto gramaje o utilizar fundas de plástico gruesas nos sirve cualquiera. Si necesitamos una máquina rápida para plastificar muchos trabajos es vital comprar una plastificadora profesional.

Plastificadoras profesionales de documentos

Las plastificadoras profesionales son más rapidas y tienen una resistencia de mayor potencia. Derriten más fácilmente el plástico y nos permiten utilizar fundas de alto espesor o plastificar papeles gruesos (incluso cartulina).

Las carteras o fundas de plastificación: espesor y formato.

Existen diferentes grosores de fundas, las más finas son, como era de esperar, más económicas. Y tienen una ventaja sobre las gruesas: se pueden utilizar con todo tipo de plastificadoras, incluso con las más baratas. En cambio las fundas de mayor grosor requieren una máquina de mayor calidad ya que necesitan una temperatura más alta para ser derretidas.

Se fabrican en varios tamaños para adaptarse a los distintos formatos de documentos, además como ya hemos dicho antes hay varios grosores de plástico. Una funda de plastificación esta formada por dos láminas sencillas de plástico unidas por uno de sus lados (la plastificadora soldará el resto de lados).

plastificadoras de papel
Plastificadora GBC Fusion 3000L

Una de las fundas de plastificación más utilizadas es la de 2 x 75 micras: es decir 75 micras de espesor tanto en el plástico frontal como en el posterior. Una micra es la milésima parte de un milímetro. Si empleamos estas fundas el grosor del documento resultante tendrá aproximadamente un milimetro y medio.

fundas para plastificadoras papel
Funda de plastificación de documentos GBC

Las fundas de 75 micras ofrecen una protección adecuada para la mayoría de trabajos de oficina. Generalmente las plastificadoras más económicas sólo pueden utilizar este tipo de carteras. Las plastificadoras más avanzadas pueden utilizar más grosores, por ejemplo carteras de 100 ó 150 micras.

Comprar plastificadoras de papel ¿cómo elegirlas?

A la hora de elegir la plastificadora hay que tener en cuenta fundamentalmente tres aspectos:

  1. El tiempo de precalentamiento: mide el tiempo que transcurre desde que se enciende la plastificadora hasta que ésta alcanza la temperatura necesaria para plastificar.
  2. Velocidad de plastificación: si el volumen de documentos a plastificar es muy alto será mejor elegir una plastificadora rápida. No es lo mismo esperar dos minutos para la plastificación de un documento A4 que 30 segundos.
  3. Grosores de las carteras que puede utilizar: tenemos que asegurarnos de que la plastificadora puede utilizar el grosor de cartera escogido. Las más sencillas sólo pueden usar un tipo de cartera, las más avanzadas tienen varios selectores de temperatura y permiten trabajar con varias opciones.

Cómo utilizar las plastificadoras de papel

Para plastificar el documento sólo hay que realizar tres operaciones:

  1. Encendemos la máquina y esperamos a que alcance la temperatura. La mayoría de las plastificadoras tienen una luz indicadora de estado que nos avisan de cuando están listas para plastificar.
  2. Introducimos el documento dentro de la cartera de plastificación.
  3. Se introduce la funda en la plastificadora y se espera a que realice el trabajo: una vez alimentada la plastificadora comienza a procesar el documento. Los bordes de la funda se derriten para conseguir una plastificación perfecta.

Así de sencilla es la plastificación de documentos.

A continuación os dejamos un pequeño video sobre la plastificadoras de documentos GBC Fusion 3000L. Este modelo está recomendado para un uso regular y puede plastificar un documento en sólo 30 segundos. El tiempo de precalentamiento también es pequeño (90 segundos). Pueden utilizar tres grosores de carteras: 75, 100 y 125 micras.