Tipos de grapadoras

Existen diferentes tipos de grapadoras de oficina y una gran variedad de marcas y modelos para cada una de estas categorías.

A la hora de comprar una grapadora se deben tener en cuenta varias consideraciones. A continuación las analizamos.

Tipos de grapadoras
Grapadora de sobremesa

¿Qué grapadora necesitamos?

En primer lugar y la más importante de las decisiones. ¿Qué formato de grapadora queremos comprar?

Tenemos las siguientes opciones:

  • Grapadoras de sobremesa: son las más habituales
  • Grapadoras de tenaza: no necesitan mesa, «grapan en el aire»
  • Grapadoras de bolsillo: modelos pequeños para uso escolar o para llevar siempre encima
  • Grapadoras automáticas: con mecanismo multiplicador de fuerza, requieren menos esfuerzo por nuestra parte
  • Grapadoras eléctricas: la mayoría tienen sensor de entrada del papel, no es necesario ni siquiera pulsar un botón. Se introducen los documentos y quedan grapados automáticamente
  • Grapadoras de gruesos: para grandes espesores de papel. Son mucho más robustas y grandes que cualquier otra grapadora
  • Grapadoras de archivo o de brazo largo: para coser folletos y cuadernillos por el lomo
  • Grapadora clavadora: se suelen utilizar en bricolaje, tapicería, manualidades, etc.

1.1 Modelos de sobremesa, de tenaza y de bolsillo

Las grapadoras más utilizadas en la oficina son las de sobremesa y las de tenaza. Las de bolsillo son versiones reducidas de ambos modelos. Algunos ejemplos de grapadora de bolsillo son la Petrus Liliput (sobremesa) y la Petrus Majorette (tenaza).

Tipos de grapadoras: grapadoras de sobremesa
Grapadora de sobremesa Petrus Golf 435 Azul

1.3 Modelos eléctricos

Las eléctricas pueden funcionar a pilas o conectadas a la red. En general podemos dividirlas en dos grupos: las grapadoras eléctricas de oficina y las grapadoras profesionales o industriales.

En el caso de las primeras, se pueden encontrar algunos modelos desde 50€. Las máquinas de grapar profesionales como la Novus B100EL son modelos muy robustos, preparadas para un uso intensivo que cuestán más de 250€.

1.4 Grapadoras de gruesos

Se utilizan para para grapar grandes cantidades de papel. Este tipo de grapadora suele ser de sobremesa (aunque hay algún modelo de tenaza como la Rapid HD31). Son bastante grandes y muy robustas.

Su brazo permite ejercer la fuerza necesaria para grapar grandes cantidades de papel con poco esfuerzo. Necesitan grapas especiales. Un modelo económico que grapa hasta 100 hojas es la Novus B40.

1.5 Grapadoras de archivo

Es un modelo relativamente básico en lo relativo a su capacidad de grapado, pero tiene una gran profundidad de entrada de papel. También se conocen como grapadoras de brazo largo.

Las grapadoras de archivo se emplean para coser documentos A4 por la mitad y obtener así una libreta A5. O bien si la empleamos sobre un formato A3 lo que obtendremos es un cuadernillo de tamaño A4. Un modelo muy utilizado es la Rapid E15.

Tipos de grapadoras: de archivo o brazo largo
Grapadora de archivo Rapid E15

1.6 Clavadoras

En la oficina no tienen demasiada utilidad, son muy utilizadas en trabajos de bricolaje. Sirven para tapiceria, fijación de carteles, rotulos, etc. Un modelo bastante económico de clavadora es la Petrus 260.

2. Tipo de grapado

Fundamentalmente existen dos tipos de grapado: el grapado cerrado (o grapado permanente) y el grapado abierto (es un grapado provisional que será eliminado posteriormente).

Desde hace unos años además existe el grapado plano (flat clinch) que es una versión mejorada del grapado cerrado (el de toda la vida). Una máquina flat clinch deja completamente plana la grapa por la parte posterior del documento. Esto resulta muy útil cuando se tienen que archivar documentos grapados, ya que podemos obtener un ahorro de hasta un 30% en el volumen que ocupan.

Para modificar el estilo de grapado la mayoría de las grapadoras lo hace a través de una pieza giratoria llamada sufridera o mártir.

3. Profundidad de entrada de papel

La profundidad de entrada de papel indica la máxima distancia, desde el borde del documento, a la que podemos posicionar la grapa.

En la mayoría de las ocasiones esto no es muy importante, ya que se suele grapar cerca de los bordes. Pero si por el motivo que sea resulta necesaria una profundidad concreta, los distintos modelos suelen indicar el dato.

Como también se ha comentado, para grandes profundidades de entrada de papel, se puede optar por una grapadora de archivo.

4. Capacidad del cargador

Los fabricantes dividen a las grapadoras según la capacidad del cargador en grapadoras de media carga o de carga completa.

Si se va utilizar mucho, una grapadora de carga completa, ahorra algo de tiempo. Ya que alarga los tiempos entre recargas.

5. Es importante conocer bien las diferentes calidades, marcas y modelos

Para casi todos los tipos de grapadoras existen algunos modelos de marca blanca (marcas como 5 Estrellas, ErichKrause, etc.).

En el caso de grapadoras de bolsillo, de sobremesa o de tenaza. Si el uso que va a recibir es ocasional, puede ser suficiente con uno de estos modelos. Las grapadoras sencillas de oficina pueden grapar de 10 a 30 hojas como máximo según el modelo. Si la vamos a utilizar para grapar menos de 8 hojas (por ejemplo para grapar el ticket de la tarjeta de crédito en una factura) nos sirve prácticamente cualquier grapadora.

En cambio, para las grapadoras de gruesos, y muy especialmente si se va a utilizar al máximo de su capacidad. O si va a recibir un uso muy intensivo. Es muy recomendable elegir un modelo robusto de una buena marca: Petrus, Novus, Rapid y Rexel son las principales marcas de estos tipos de grapadoras.

6. Grapadoras El Casco

Por último dedicamos una sección propia a unos tipos de grapadoras muy diferentes. Las grapadoras clásicas de El Casco. Estas máquinas se comenzarón a fabricar en Eibar en 1920 por una empresa que se dedicaba anteriormente a la fabricación de revólveres.

Son modelos de altísima calidad que se han convertido en un instrumento de oficina exclusivo. Ninguna otra marca del mercado ofrece productos similares. Están disponibles en dos acabados: pintado o pulido. En el caso de las últimas el pulido se realiza a mano. Son 100% metálicas y tienen un tornillo para la liberación de atascos.

Algunos de los modelos más vendidos de son el M-1, M-10 y M-15 en versiones de sobremesa y la M-83 y M-85 en modelo tenaza.

¿Dónde comprar estas grapadoras?

Todos estos tipos de grapadoras los puedes comprar en nuestra tienda online.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.