Rotuladores calibrados o estilógrafos

Estilografos calibrados rOtring, Staedtler o Artline especiales para dibujo técnico

Los rotuladores calibrados o estilógrafos son un instrumento de dibujo que realiza líneas de gran intensidad, bien definidas y con estabilidad dimensional en el trazo. Son una herramienta esencial para el dibujo técnico. Algunas de las mejores marcas de estilógrafos son Staedtler, Faber-Castell y Rotring.

Leer más

Los rotuladores calibrados o estilógrafos son un instrumento de dibujo que realiza líneas de gran intensidad, bien definidas y con estabilidad dimensional en el trazo. Son una herramienta esencial para el dibujo técnico. Algunas de las mejores marcas de estilógrafos son Staedtler, Faber-Castell y Rotring.

¿Por qué comprar estilógrafos calibrados?

Los rotuladores calibrados están disponibles con los siguientes grosores: 0.1 mm, 0.2 mm, 0.3 mm, 0.4 mm, 0.5 mm, 0.6 mm, 0.7 mm y 0.8 mm. Utilizan tinta pigmentada de gran calidad que produce lineas extranegras con un acabado limpio y profesional. También tenemos rotuladores calibrados para dibujo técnico de otras marcas como Artline, rOtring o Uni-Ball Mitsubishi Pencil. Artline dispone de una gama de estilógrafos calibrados baratos con calidad profesional llamada Artline Comic Pen con grosores desde cinco centésimas hasta 8 décimas de milímetro.

Estos rotuladores calibrados resultan más cómodos que los tradicionales estilógrafos en los que es necesario recargar de forma manual la tinta y someterlos posteriormente a una minuciosa limpieza. En cambio estos modelos siempre están disponibles y la calidad de las líneas que producen es muy similar.

Para la elaboración de un plano en dibujo técnico el método más utilizado es el siguiente. En primer lugar se realiza el dibujo utilizando reglas y portaminas de dos o más grosores. Por ejemplo con mina de 0.5 y de 0.7 mm de diámetro. Cuando el mismo se encuentra terminado y estamos seguros de que no existe ningún error se comienza a repasar cada trazo con un estilógrafo del grosor adecuado.

Utilizaremos uno de mayor grosor para los contornos de las piezas y uno mucho más fino para las acotaciones. Podemos utilizar un tercer grosor para las inscripciones de medidas o aclaraciones de texto. Como mínimo deberíamos emplear dos rotuladores calibrados para poder diferenciar correctamente el modelo de las líneas auxiliares de cota. También sería recomendable utilizar un grosor inferior para los ejes de simetría o las líneas discontinuas que indican la presencia de aristas ocultas pero no es imprescindible. Estas líneas se comprenden bien debido a su naturaleza discontinua: punto y raya o guiones discontínuos.

Hay 20 productos en la categoría Rotuladores calibrados.