Subcarpetas de archivo

Dosieres de cartulina formato A4 o folio

Subcarpetas de archivo fabricadas con cartulina de unos 180 gramos de gramaje, ideales para organizar y clasificar documentos.

En ofistore puedes comprar subcarpetas de varios tamaños y estilos. Los formatos más habituales son el A4 (210 x 297 mm) y el Folio (215 x 315 mm). Ademas te ofrecemos algunos tipos de subcarpetas especiales: con solapa, con bolsa tipo fuelle, con ventana, etc.

Subcarpetas cartulina A4 folio
Subcarpetas de cartulina con bolsa (izquierda) y sencillas (derecha)

Tipos de subcarpetas

Las carpetas de cartulina más sencillas están formadas por un pliego de cartulina de colores plegado por la mitad. Son las más baratas y también las más utilizadas. Un segundo tipo de subcarpeta es la carpeta con bolsa o fuelle extensible.

Este tipo de carpetilla viene plegada y una vez expandida, puede contener una gran capacidad de documentos. Las subcarpetas con solapas son una variación del dosier de cartulina tradicional que incluye uno o varios pliegues en su perímetro para retener mejor los documentos. Las más utilizadas son las de solapa larga lateral—también conocidas como subcarpetas con bolsa—y las de doble solapa (inferior y lateral).

Este producto de archivo nos permite agrupar los documentos por una temática concreta para facilitar su organización

Subcarpetas con solapas

El propósito de las solapas es evitar que las hojas se salgan de la carpeta. Por lo general sólo se utilizan dos modelos:

  • Solapa larga lateral: si la disponemos en vertical la solapa queda al lado derecho. Es decir las hojas podrían escaparse por arriba o por abajo pero nunca por los laterales.
  • Con doble solapa: igual que las anteriores pero se incorpora otra solapa corta en la zona inferior. Son muy efectivas reteniendo los documentos
  • Con triple solapa: incluyen solapas en todo su perímetro. Apenas se utilizan por que son mucho más incómodas y porque apenas aportan ventajas respecto a las de doble solapa.

Gramajes, colores y formatos de las subcarpetas

Los diferentes fabricantes de subcarpetas las elaboran en diferentes calidades siendo el material más empleado la cartulina teñida en masa de 160 a 320 g/m². Esta cartulina puede ser reciclada o elaborada con pulpa de celulosa procedente de fibras vírgenes de madera. En este caso, los fabricantes suelen hacerlo con un certificado ecológico que garantiza la procedencia sostenible de la materia prima (Angel Azul, FSC, etc.)

Los colores de estas subcarpetas varían según el fabricante (Elba, Exacompta, Gio, Q-Connect, Liderpapel) y es posible encontrar gamas de tonos estándar, pastel, fluorescentes y otros. Los más habituales son las amarillos, rojos, azules, verdes, grises, crema, naranjas y violetas. Los formatos disponibles son sólo dos: el Din A4 y el folio (algo más grande). Se venden en paquetes de 25, 50 ó 100 unidades. El modelo con ventana tiene un espacio transparente en la zona superior que permite ver el contenido. Por lo demás, son idénticas a las tradicionales subcarpetas de cartulina. Las puedes comprar en color amarillo, verde, naranja, rojo o azul.

Subcarpetas de cartulina con ventana
Subcarpetas de cartulina con ventana en formato Din A4

Subcarpetas con ventana

Cuando por razones organizativas no se desea rotular de forma individual el contenido de cada subcarpeta si no que se prefiere "transferir esa responsabilidad" al contenido la mejor opción es comprar una subcarpeta con ventana. Fabricadas con cartulina reciclada de 120 gramos las subcarpetas Exacompta cumplen además la certificación Angel Azul por lo que son bastante respetuosas con el medio ambiente. Se venden en paquetes de 25 unidades y se pueden comprar en cinco colores diferentes. Todas ellas son para guardar documentos de formato Din A4 (210x297 mm).

Estos dosieres pueden ahorrarnos mucho tiempo ya que no tenemos que perder tiempo escribiendo en cada una de ellas el contenido o pegar una etiqueta. El documento debe diseñarse de forma que se lea claramente desde la ventana de la misma.

Subcarpetas de papel

Ideales cuando no se requiere una cartulina resistente y se necesita un producto más ligero. Bien porque vayan a recibir un sólo uso o porque vayan a contener pocos documentos o simplemente para reducir el consumo de recursos naturales. Las subcarpetas de papel cubren esta necesidad. Al igual que las de cartulina las puedes comprar en una gama colores intensos de gran viveza.

¿Te ha resultado útil esta información?

Más información