Témperas escolares para manualidades y actividades infantiles

Aquí encontrarás pinturas a la témpera para uso escolar y manualidades. La témpera es una pintura al agua fácil de usar que no contiene componentes tóxicos ni dañinos. Las puedes comprar sueltas o en estuches de colores surtidos. Para saber más sobre este tipo de pintura, echa un vistazo a la guía de compra de témperas.

Tempera escolar líquida Jovi 250 ml

Tempera escolar líquida Jovi 250 ml

Formato mediano. 13 colores

2.58 €
Témpera líquida de 1 litro

Témpera líquida de 1 litro

Económica. Gama de 18 colores

4.57 €
Témpera Pelikan 740 de litro

Témpera Pelikan 740 de litro

12 colores

Desde 9.23 €
Pelikan Hobby Témpera 40 cc

Pelikan Hobby Témpera 40 cc

Botes pequeños. 13 colores

1.23 €
Témpera Liderpapel 500 ml

Témpera Liderpapel 500 ml

Con cierre de seguridad

3.15 €
Estuche 7 Botes de témpera escolar Jovi de colores

Estuche 7 Botes de témpera escolar Jovi de colores

Surtido de 7 botes de 35 ml

5.22 €
Témpera escolar Jovi: estuche de cinco colores

Témpera escolar Jovi: estuche de cinco colores

Con consistencia de gel

3.84 €
Tempera escolar monocolor

Tempera escolar monocolor

Botes sueltos de 40 cc

0.6 €
Témpera escolar Perlada Giotto 250 ml

Témpera escolar Perlada Giotto 250 ml

Azul, gris, rosa o verde. Efecto perla

5.74 €
Témpera escolar Primo

Témpera escolar Primo


Desde 3.04 €
Témpera Giotto Lavable 500 ml

Témpera Giotto Lavable 500 ml

Fómula mejorada más lavable

4.07 €

Información sobre témperas

Información sobre la témpera escolar

Junto a la acuarela y la pintura acrílica, la témpera forma parte del grupo de pinturas artísticas basadas en agua. Estos tres materiales se diferencian por su consistencia, capacidad cubriente y nivel de pigmentación.

La acuarela es la más líquida de las tres y la menos cubriente; esto posibilita el trabajo por capas, pero dificulta la corrección de errores, ya que cada nueva capa que se añade a la obra deja entrever la anterior.

En el extremo opuesto, la pintura acrílica es la más opaca y cubriente; se trabaja de manera similar al óleo, aunque se seca con más celeridad.

La témpera se sitúa entre las dos: es algo más cubriente que la acuarela, más fácil de trabajar y permite cubrir la capa anterior sin dificultad.

Todas ellas son solubles en agua, lo que permite modificar la densidad de la pintura y rebajar la intensidad del color. La acuarela y el gouache (témpera) son reactivables, es decir, se puede modificar la pintura pasando un pincel húmedo sobre el trazo. No lo es, en cambio, la pintura acrílica. Por este mismo motivo, los restos de las dos primeras pinturas son más fáciles de limpiar que las manchas de la acrílica.

¿Es útil esta información?