Grapadoras clavadoras

Con las grapadoras clavadoras puedes fijar tela, papel y otros materiales delgados sobre superficies de corcho, madera y paredes de yeso. Son útiles en labores de tapicería e indispensables para las tareas de bricolaje.

Clavadora metálica Petrus 340 Top

Clavadora metálica Petrus 340 Top

Calidad profesional. Empuñadura ergonómica

56.08 €
Clavadora Petrus 295 Top

Clavadora Petrus 295 Top

Potencia regulable. Para grapas y clavos
Oferta

43.56 € 39.95 €

Cómo comprar tu grapadora clavadora

Las grapadoras clavadoras son las mejores para tareas de tapicería, bricolaje, decoración y manualidades. Estas grapadoras de bricolaje se parecen a las grapadoras de cable, que sirven para anclar el cable eléctrico, el de datos o el de teléfono en paredes y techos, pero usan grapas planas, como el resto de grapadoras de oficina. Tienen fuerza y pueden grapar en maderas blandas como el pino o el abeto sin apenas esfuerzo.

Las clavadoras no tienen mártir y esto las diferencia de las grapadoras de escritorio. El martir o yunque es la pieza giratoria que en la grapadora de sobremesa permite escoger el estilo de grapado. En esta herramienta está ausente, puesto que las patas de las grapas de alambre no se pliegan.

En cuanto a funcionalidad, las grapadoras de clavar tienen resortes potentes y una empuñadura grande. En las mejores clavadoras se puede regular la potencia del muelle lo que, a su vez, permite controlar la profundidad de la grapa.

En tapicería se usan para fijar tela y espuma sobre las estructuras de madera de sofás y sillas. Con una buena grapadora clavadora podrás fijar telas de arpillera, loneta de algodón, poliéster y muchos otros tipos de tejidos sobre todo tipo de listonería de madera blandas como el pino, abeto o abedul. Estas especies de madera son las que más se usan en las estructuras de los sofás, sillones o tresillos.

¿Es útil esta información?