Separadores para archivadores o carpetas

Separadores índice alfabéticos, numéricos o de colores en varios tamaños

Los separadores para archivadores se utilizan para la organización y clasificación de los documentos dentro de todo tipo de archivadores y carpetas. Puedes comprar los clásicos separadores alfabéticos AZ, los números 1-31 o 1-12 y los de colores con cinco o diez pestañas.

Leer más

Los separadores para archivadores se utilizan para la organización y clasificación de los documentos dentro de todo tipo de archivadores y carpetas. Puedes comprar los clásicos separadores alfabéticos AZ, los números 1-31 o 1-12 y los de colores con cinco o diez pestañas.

¿Cómo organizar la documentación de archivadores con separadores?

Si necesitas clasificar tus documentos por orden alfabético puedes comprar los índices separadores alfabéticos, también conocidos como abecedarios o separadores AZ. Estos separadores contienen una hoja por cada letra de la A-Z, salvo las letras menos utilizadas que están agrupadas en grupos de dos. De esta forma resulta muy sencillo ordenar las facturas, albaranes, pedidos o contratos por el nombre de la empresa o apellido del cliente o proveedor. No siempre es útil hacerlo de manera alfabética. Por ese motivo los fabricantes de separadores ofrecen otras opciones en su catálogo de índices: los numéricos y los de colores.

En los separadores numéricos las opciones más compradas son los de 31 hojas y los 12. Los primeros sirven para organizar los documentos por su fecha, abriendo un departamento para cada día del mes. Los segundos están pensados para lo mismo pero en vez de organizar los documentos por días del meses los organizan por los meses del año.

Por último cuando no resulta adecuada ni la organización cronológica ni la alfabética nos queda la última opción: la clasificación por colores. Estos separadores consisten simplemente en un grupo de pestañas que suele ser de cinco o diez departamentos que se diferencian por su color. Para la identificación de cada casilla se puede escribir con un rotulador permanente sobre la pestaña o bien utilizar la hoja índice que se incluye en la mayoría de los separadores de archivo. Esta hoja indica que contenido hay bajo cada pestaña.

Tipos de separadores de archivo

Dentro de las opciones indicadas anteriormente existen diferentes posibilidades que cubren sin problema nuestras necesidades organizativas. Por ejemplo podemos comprar estos separadores de dos materiales: cartulina o plástico. Los primeros son más débiles y no se recomiendan para el uso intensivo, ya que el paso de las hojas del archivador termina por estropear los mismos. Sin embargo tienen una ventaja: se puede escribir sobre ellos con bolígrafo o incluso lápiz, para realizar modificaciones.

Los de plástico son más resistentes. Existen varios grosores. Pero sólo podemos marcarlos con un rotulador permanente o empleando la hoja índice. Sin embargo las diferentes marcas de separadores, especialmente Esselte han lanzado nuevos modelos que solucionan este problema. Por ejemplo tenemos separadores con un tratamiento especial que permiten la escritura con rotulador permanente y su borrado con goma. Son conocidos como separadores reutilizables o separadores borrables.

Otra opción son los conocidos como índices de proyectos imprimibles. Solucionan el mismo problema que los anteriores pero lo hacen mediante otro sistema. En este caso la primera hoja es una carátula especial con huecos transparentes que señalan el contenido de las pestañas. Se imprime sobre un folio en blanco mediante una plantilla especial para hacer coincidir las ventanas con el texto de nuestro índice. Es posible cambiar la asignación de los departamentos, para ello sólo hay que imprimir una nueva hoja.

Hay 32 productos en la categoría Separadores.