Archivadores metálicos para oficinas

Los archivadores metálicos para oficina son perfectos para guardar carpetas colgantes, almacenar archivadores y organizar el material de papelería en general: papel de fotocopiadora, repuestos de grapas, clips, notas post-it, pegamento, etc.

Los ficheros y cajoneras para carpetas colgantes se fabrican en una buena variedad de tamaños y los podemos comprar de diferentes calidades. Los más baratos incluyen guías convencionales mientras que los de gama alta ofrecen guías de desplazamiento muy suave con rodamientos de larga duración.

Comprar archivadores metálicos

Los archivadores metálicos para oficinas tienen varias ventajas sobre otros elementos de mobiliario. Los ficheros metálicos, por ejemplo, son mucho más robustos que los de melamina. Estos archivadores resisten mejor el paso del tiempo y sufren menos con los golpes y el roce del día a día.

Los ficheros metálicos envejecen mejor y están mucho más preparados para soportar el trote de las mudanzas. Existe una gran oferta de archivadores metálicos para las oficinas. Desde armarios, estanterías y bastidores para carpetas colgantes hasta vestuarios, taquillas metálicas o armarios para productos de limpieza.

Archivadores metálicos para carpetas colgantes

Los elementos metálicos de mobiliario no solo son más resistentes que los de aglomerado o la formica. También son más elegantes y estéticos, en la mayoría de los casos. Por este motivo, los interioristas y decoradores suelen apostar por su uso para diseñar estancias modernas, de aspecto industrial o contemporáneo combinándolos con otros elementos como las estanterías de bambú.

La seguridad también es importante. Los archivadores de oficina metálicos incorporan, en la mayoría de los casos, cerradura con llave para evitar el acceso no deseado a la documentación de la empresa.

El almacenamiento de las carpetas en este tipo de solución es muy cómodo y permite localizar los expendientes con gran rapidez. La carpeta colgante además tiene algunas ventajas respecto al archivador de anillas: no es necesario perforar los documentos. Por ello se recomienda cuando sea preciso conservar la integridad del papel. Los muebles de metal son una solución muy efectiva de almacenamiento. Colocados sobre una pared pasan desapercibidos y la cantidad de carpetas y expedientes que se puede guardar en ellos es muy elevada. Una importante marca de archivadores metálicos para oficina es Rocada.

Cajoneras metálicas de oficina

Ventajas del mobiliario de archivo metálico

Los elementos móviles del mobiliario de archivo metálico han sido diseñados de forma que puedan soportar el uso habitual al que se ven sometidos en la oficina.

Los rodamientos de las guías de los cajones soportan miles de ciclos de apertura. Lo mismo sucede con las bisagras en el caso de que el mueble tenga puertas abatibles.

El tipo de ensamblaje que llevan estos muebles (tornillos, remaches) es más robusto que su alternativa de melamina. Esto hace que sean ideales para soportar múltiples mudanzas. Un mueble de melamina, en cambio, sufre con cada ciclo de montado y desmontado.

Además, la pintura de estos archivadores y estanterías es resistente a roces y arañazos, generalmente es pintura al horno tipo epoxi. Esta pintura, fabricada con resinas, tiene un excelente comportamiento al roce y soporte muy bien la humedad.

[Total:1    Promedio:5/5]