Celo mágico o invisible, el mejor para fotocopiar y escanear

El celo es la cinta adhesiva transparente que se usa en la oficina y en casa para pegar papeles. La cinta celo también es útil para fijar carteles, reparar cubiertas de libros o envolver regalos... Por cierto, ¿sabes de dónde viene el nombre celo? La palabra celo proviene de la marca comercial Cellotapeque fue la primera marca en comercializar este tipo de adhesivo.

En esta guía te hablaremos del celo invisible o mágico, pero antes abordaremos las características del celo transparente.

Usos y aplicaciones del celo transparente estándar

El celo sirve para casi cualquier cosa. En oficinas, tareas de manualidades, entornos domésticos, etc., el celo es útil para confeccionar montajes y collages, diseñar composiciones gráficas de documentos... Este producto también es esencial para fijar avisos y advertencias en columnas, pilares, puertas de paso, etc.

Rollo de celo transparente estándar 33m × 19 mm Rollo de celo transparente estándar 33m × 19 mm 0.48 €

Fuera ya del ámbito de la oficina, cualquier papel se puede pegar sobre superficies duras y lisas con celo, tales como farolas, semáforos, paradas de autobús, buzones de correos, cabinas de teléfono, mamparas de vidrio, pizarras blancas, etc.

No obstante, pese a su versatilidad, el celo es poco efectivo scuando la superficie es aspera o blanda. Por ejemplo, en tela, corcho o paredes rugosas. Además, si el soporte tiene polvo, el celo no se pegará bien a este.

Celo oficina
Rollo de cinta adhesiva en un portacelos

Medidas del celo y portarrollos

Puedes comprar celo en varios anchos de cinta y longitudes de rollo. Las dos medidas más habituales son las siguientes:

  • 33x12
  • 33x19

En los ejemplos anteriores, el primer número indica la longitud en metros y el segundo, el ancho en milímetros. La longitud del rollo también influye a la hora de comprar un dispensador de celo. El portarrollos pequeño es apto para cintas adhesivas de 33 m; y el portarrollos grande, para las de 66 m.

No obstante, algunos portarrollos grandes también son compatibles con rollos pequeños de celo. Los fabricantes ofrecen diversas soluciones para ello. La más habitual es el doble mandril. (El mandril es la pieza plástica que se inserta en el orificio del rollo de celo y que tiene dos tetones o espigas que sirven como eje.)

Celo mágico o cinta invisible: el mejor para fotocopiar

Si alguna vez has escaneado o fotocopiado documentos tipo collage, montados a partir de varias piezas pegadas con celo (tipo Frankenstein), habrás observado que el celo es visible en la copia. Si quieres que esas marcas sean invisibles, puedes comprar cinta adhesiva invisible, también llamada celo mágico.

Celo invisible Scotch Magic Celo invisible Scotch Magic desde 2.27 €

Por su acabado mate y su tono blanquecino, y porque puedes escribir sobre su superficie, el celo mágico es el producto ideal para montar documentos. Lo puedes comprar en dos anchos: el más ancho mide 19 mm, el estrecho mide 12 mm. Ambos rollos tienen 33 m de longitud (a diferencia del celo normal, este no se fabrica en versión de 66 m).

Celo invisible o celo mágico
El celo mágico es invisible en documentos escaneados o fotocopiados

Otra ventaja de la cinta adhesiva invisible respecto al celo tradicional es que su adhesivo es más suave. Y es removible. Esto evita daños en el documento original a la hora de retirarlo. ¿Sabías que la primera cinta mágica del mercado fue la Scotch Magic? Hoy, sin embargo, existen marcas más baratas de cinta mágica de calidad similar.

El celo invisible tiene una textura con terminación en plástico mate que te permite escribir con lápices o bolígrafos fácilmente. Y si lo vas a utilizar en un portarrollos, debes saber que la cinta mágica se corta fácilmente, así que funciona bien en todos los dispensadores de celo. La versión de marca blanca la puedes comprar en rollo individual o en paquetes de cinco unidades (ahorras dinero, pues son más baratos).

Para concluir, te presentamos dos alternativas a la cinta adhesiva invisible:

  • Cintas de papel autoadhesivas para la ocultación de documentos o celo de papel. Este tipo de cintas se usa para ocultar zonas de un documento o corregir pequeños errores de texto. También es invisible en fotocopias y escaneos, y lo puedes emplear para etiquetar artículos. El adhesivo removible permite retirar la cinta sin dañar el documento original. Existen varios anchos de cinta aptos para tapar uno, dos o cuatro renglones del documento.
  • Cinta adhesiva de doble cara: es similar al celo pero incluye adhesivo en ambas caras. Es perfecta para montajes y composiciones gráficas.