Lápices con semilla para regalar o como artículo publicitario

Los lápices con semilla son una brillante y original idea. Un regalo perfecto para todo tipo de personas. Una idea revolucionaria que le ha sabido encontrar la utilidad al sobrante del lápiz.

Cuando el lápiz de grafito se ha quedado tan corto que no lo podemos utilizar ni con extensor, ha llegado el momento de buscar una maceta y plantarlo. ¿Cómo se hace?

Instrucciones para plantar lápices con semilla

Lo primero que debemos hacer es conseguir una maceta con orificio de drenaje. Añadiremos un poco de gravilla al fondo y prepararemos un sustrato vegetal de calidad. Con la ayuda de una regadera lo humedeceremos. La tierra tiene que estar bien húmeda, pero no empapada.

Lápices con semilla

Una vez que tenemos el tiesto listo, cogeremos el lapiz y lo plantaremos en la maceta con la punta mirando hacia arriba. Lo situaremos ligeramente inclinado. Precaución: la tierra solo debe cubrir la semilla de la cápsula.

El mejor lugar para situar la maceta es un sitio expuesto a la luz natural pero que no reciba los rayos solares directos. Listo. Solo debemos regar ocasionalmente para mantener el sustrato húmedo. En un plazo de tiempo comprendido entre una y cuatro semanas la planta habrá brotado.

Lápiz plantable con semilla

Tipos de lápices con semilla

Los lápices con semilla son geniales para regalar. Son perfectos como regalo de cumpleaños, de aniversario o como un original presente para fiestas o eventos de empresa. También puede ser el ítem perfecto de merchandising. Como lápiz publicitario es perfecto por la originalidad de la idea. ¿Qué tipos de lápices plantables existen?

Lápices con semilla plantables

Los lápices plantables se pueden comprar en estuches surtidos (diferentes tipos de semilla) o iguales (misma semilla en todos los lapiceros). Además, algunos de estos lápices incluyen sobre su madera alguna frase positiva y motivacional. Similares a las que encontramos en las carpetas escolares de Mr. Wonderful.

La diferencia entre canutillo wire y la espiral metálica sencilla

Aunque aparentemente son similares, estos dos sistemas de encuadernación son muy diferentes entre sí. Sólo la espiral metálica sencilla es una auténtica hélice continua de alambre. El canutillo wire, en cambio, se asemeja más a los gusanillos de plástico, pero de construcción metálica.

Diferencia canutillos wire y espiral
Diferencia entre el canutillo wire y la espiral de encuadernar sencilla

La espiral de alambre

La espiral de encuadernación metálica se fabrica con un hilo de alambre que se enrolla sobre sí mismo formando una figura geométrica con forma helicoidal. Ésta comienza en un extremo, avanza dando vueltas alrededor de su centro y termina en el extremo opuesto sin que exista interrupción del alambre.

Para encuadernar los documentos se inserta la espiral, girando la misma a través de los folios perforados. Aunque pueda parecer algo complicado no lo es en absoluto. En cuanto las primeras espiras de la espiral se abren camino, las hojas ya no se mueven y a partir de ahí resulta mucho más fácil la inserción del gusanillo, que eso sí, es algo laboriosa.

Canutillo Wire

Aunque el canutillo Wire se parece a las espirales una vez cerrado, no es una espiral continua. Es decir no tiene forma de helicoide. Aunque el recorrido que hace el hilo de alambre también es ininterrumpido.

Los canutillos Wire vienen abiertos, su forma geométrica describe una especie de dientes. Esta es la razón de que en las anillas del sistema Wire se formen dos alambres: el que avanza y el que retrocede—virando bruscamente en 180 grados justo en el extremo del diente.

Los dientes o anillas de los canutillos Wire se introducen a través de las perforaciones de los folios—las cuales habremos practicado con la ayuda de la encuadernadora. Después se cierran con utilizando otra palanca que tiene la máquina de encuadernación.

Canutillos Wire de la marca GBC
Canutillos Wire para encuadernar de la marca GBC

La ventaja del sistema Wire es que se introducen directamente sobre los documentos, no es necesario pasarlo mediante giro a través de cada uno de sus agujeros. Es decir, es más rápido. Una vez encuadernado se parece a una doble espiral.

¿Mejor wire o espiral?

Otra pequeña diferencia entre los dos sistemas: el tipo de orificio que perfora la máquina wire en los folios cuadrado mientras que para las espirales es redondo.

El inconveniente del sistema Wire es que, al no formar una verdadera espiral, las hojas del documento pueden salirse. Bien porque no se haya cerrado bien o porque con el paso del tiempo, al recibir golpes y roces, se abran de nuevo sus anillas. Es algo que sucede con algunos cuadernos escolares.  Con las espirales de encuadernar sencillas es imposible que ocurra, la unica forma de perder una hoja es arrancándola.

Ambos sistemas permiten el giro del documento (con el canutillo plástico el rango de apertura es algo inferior ya que la espina de plástico impide que las hojas se asienten bien).

¿Qué es un archivador de palanca?

Se llama archivador de palanca a la carpeta que incluye un mecanismo de palanca para la apertura de las anillas.

Archivador de palancaLos archivadores de palanca permiten un acceso muy rápido a la documentación: no sólo para archivar las hojas sino también para consultarlas.  Por ello, estas carpetas son utilizadas sobre todo en las oficinas.

Otras diferencias entre los archivadores de palanca y las carpeta de anillas

Mecanismo de palanca

Además del mecanismo de palanca, un archivador de palanca tiene las siguientes diferencias respecto a la carpeta:

  • Suele ser algo más grueso: el grosor estandar es de 7 cm. Las carpetas de anillas más grandes suelen ser de 5 ó 6 cm. Pero también existen archivadores estrechos.
  • Sólo tiene dos anillas: no existen mecanismos de palanca con cuatro anillas

Algunos elementos que suelen estar presentes en un archivador de palanca, aunque también en carpetas de anillas, son los siguientes:

  • Rado: evita que se abra el archivador. Dos ranuras practicadas en las tapas y reforzadas con metal atrapan a las anillas.
  • Ollao u ollado: un orificio circular en el lomo que nos permite extraer el archivador de la estantería.
  • Cantoneras de refuerzo: láminas metálicas que se embuten en las aristas inferiores para evitar que el roce con la estantería desgaste las cubiertas.
  • Compresor: el compresor de hojas oprime los folios y reduce el espacio que ocupan. Aumenta la capacidad del archivador y lo hace más estable.
  • Etiqueta o portaetiquetas: una etiqueta fija o una funda de plástico permiten rotular el contenido de la carpeta.
  • Cajetín: funda de cartón opcional en la que se inserta el archivador. Mejora la estabilidad de la carpeta manteniéndola en posición vertical.

Carpetas canguro

Las carpetas canguro son un tipo especial de carpetas de anillas que admiten su personalización, también son conocidas como carpetas personalizables. Estos clasificadores incluyen una o varias fundas (bolsillos) en la portada, contraportada y lomo para facilitar la inserción de los documentos impresos.

¿Para que se utilizan las carpetas canguro?

Las carpetas canguro se utilizan para la elaboración catálogos, listas de precios, portafolios y cualquier otro tipo de documento que requieran su personalización.

En las academias de formación, empresas, restaurantes, autoescuelas, hospitales y oficinas en general es donde más se utiliza este tipo de carpeta. También se puede comprar este producto como alternativa a las carpetas escolares decorativas para personalizarlas a medida.

Las carpetas canguro se fabrican en varios formatos (Din A4, folio, A4, etc.), colores (blancas las más habituales) y con diferente número y diámetro de anillas.

Carpetas canguro

Los grosores de lomo de esta carpeta van desde los 15 ó 20 mm en las más delgadas hasta los 60 mm en las más gruesas.

¿Cómo quitar una etiqueta de una caja de cartón sin dejar restos?

Algunas etiquetas utilizan un adhesivo especial para que resulten fáciles de retirar y que no dejen residuos de pegamento al hacerlo. Estas etiquetas, aunque son algo más caras resultan ideales para etiquetar precios o códigos de barras en libros y otros productos delicados. Es el tipo de etiqueta que utilizan comercios como la casa del libro o Fnac. ¿Pero cómo se puede quitar una etiqueta convencional de una caja de cartón?

Etiqueta en una caja de cartónUtiliza un secador de pelo o una plancha caliente para ablandar el adhesivo

La manera más efectiva para retirar las etiquetas sin dejar restos de adhesivo es calentándolas. Resulta más fácil si logramos sacarla de una sola pieza.

Para calentar la etiqueta se puede utilizar una plancha caliente (sin activar el vapor), un secador de pelo, una pistola de aire para retirar pintura o barniz, etc.

Plancha de ropa

Calienta la etiqueta en toda su superficie y prueba a levantar por una esquina. Si sale fácilmente quítala sin más. Si se resiste no la fuerces, hay que evitar que se rompa porque entonces es mucho más complicado eliminarla.

Continua aplicando calor. Si ya has conseguido separar un poco la etiqueta de la caja, aplica el aire caliente justo en la capa de adhesivo (entre la etiqueta y el cartón). Prueba a estirar poco a poco a medida que aplicas el calor  y verás que la puedes retirar sin mayores problemas.

Secador de pelo

Disolvente para pegamento de contacto

¿Estás buscando disolvente para pegamento de contacto? El adhesivo de contacto es un pegamento que pierde con relativa rapidez sus propiedades. Sobre todo cuando lo hemos dejado destapado durante mucho tiempo o si el envase ha perdido su hermeticidad.

Cuando se ha evaporado una buena parte del disolvente de la cola, el adhesivo de contacto queda prácticamente inservible pues se vuelve demasiado rígido lo que impide extenderlo con facilidad. Con disolvente universal se puede recuperar la fluidez del adhesivo: siempre y cuando no se haya secado en exceso.

Cómo recuperar el pegamento de contacto con disolvente universal

Siempre que la cola no se haya quedado como la suela de un zapato podrás recuperar su consistencia inicial aportando disolvente universal (el que utilizan los pintores para diluir esmaltes, pinturas lacadas, etc.).

Estoy dando por hecho que tienes el adhesivo de contacto en formato lata. En formato tubo no es posible pues no se puede añadir el disolvente (a menos que lo extraigas y lo pases a otro recipiente). Afortunadamente el pegamento en tubo no se estropea con tanta fácilidad porque enseguida se tapa y no queda tan expuesto al aire.

Cola de contacto

Para recuperar el adhesivo simplemente vierte una parte de disolvente en el bote de pegamento y, muy importante, déjalo actuar. No esperes que se ablande inmediatamente, le puede llevar 5 ó 10 minutos hacer efecto.

¿Cúanto disolvente hay que utilizar?

Depende de la cantidad de pegamento que tengamos que ablandar. Lo podemos hacer a ojo, poco a poco. Primero añadimos una parte, agitamos bien el bote y lo déjamos actuar, volvemos a agitar y lo dejamos reposar. A los 15 minutos comprobamos el estado. Si ha surtido efecto, pero aún no tiene la consistencia adecuada repetimos el proceso añadiendo más disolvente.

En el siguiente vídeo (en inglés) se puede comprobar como rebajar el pegamento de contacto con disolvente universal. Si la consistencia es más espesa de lo que se ve en el vídeo es posible que el adhesivo no sea recuperable.

Como medida orientativa puedes empezar añadiendo una parte de disolvente por cada diez de pegamento. También depende del grado de viscosidad que tenga. Necesita más disolvente cuánto menos sea su fluidez. Pero recuerda que a partir de cierto punto el pegamento de contacto es irrecuperable.