Tipos de instrumentos de escritura con tinta

Algunos de los instrumentos de escritura con tinta más usados en la oficina son el bolígrafo, rotulador, roller y marcador. Esto sin tener en cuenta el lápiz de grafito, que no tiene tinta, o la pluma estilográfica que está reservada para usos más especiales, caligrafía, etc.

instrumentos de escritura
Administrativos anotando cálculos con diversos instrumentos de escritura para hacer un reporte financiero

Todos estos útiles muestran una evolución tecnológica que se ha ido adaptando a las necesidades de uso. En la actualidad, existe una amplia variedad de instrumentos de escritura, con diferentes prestaciones, calidades y precios. Desde los bolígrafos más sencillos, hasta las plumas estilográficas de alta gama.

En su página de categoría «Instrumentos de Escritura«, la Wikipedia nos ofrece una visión general de las opciones disponibles. Destacamos aquí los más importantes.

El bolígrafo, uno de los instrumentos de escritura más usados en la actualidad

El primer bolígrafo comercial fue el BIC Cristal. El Cristal usaba, y sigue usando, tinta basada en aceite. Esta tinta es bastante espesa y poco fluida. Su fijación en el papel es buena y su trazo permanente. Sin embargo, puesto que la escritura con tinta de aceite se hace pesada para muchos usuarios, los fabricantes de bolígrafos introdujeron nuevos tipos de tinta: líquida y de gel.

Por otro lado, dentro del conjunto de los bolígrafos encontramos diferentes sistemas para la protección de la punta. Los bolígrafos con tapa o con mecanismo retráctil son los más comunes.

Además, el trazo de un bolígrafo pueden ser fino, medio o grueso. En cuanto al color, los bolígrafos más usados son los negros y azules. El rojo es menos común, muchos profesores lo usan para corregir los exámenes de sus alumnos. Y el verde es una rareza.

Algunas de las marcas más conocidas de bolígrafos son Bic, PaperMate, Pilot, Pentel y Uni-Ball. El bolígrafo es un instrumento de escritura ideal para el uso cotidiano, puesto que es práctico, efectivo y muy económico.

La suavidad de escritura del bolígrafo roller-ball

Como ya se dijo en la sección anterior, el bolígrafo de aceite se le hace pesado a alguna gente. En su lugar, estas personas pueden usar los roller-ball. ¿Qué es un roller?

Un roller combina la sencillez de un boli de aceite con las ventajas de la escritura fluida de una pluma estilográfica. Además, el roller ofrece una carta de colores variada y diferentes grosores y estilos de trazo.

El roller-ball es un bolígrafo muy apreciado por personas que pasan gran parte de su jornada escribiendo: profesores, estudiantes y opositores, escritores, etc. El motivo, por supuesto, es que proporcionan un trazo de escritura suave y fluido.

Un boli roller con tinta de gel hace trazos suaves y nítidos. La tinta de gel no es tan fluida como la basada en agua, pero se desliza igual de bien. Y no penetra tanto en el papel. En este sentido, es ideal para escribir sobre papel delgado sin que la tinta traspase la hoja.

Por lo general, la punta de un roller consiste en un bola de cerámica recubierta de metal. Por su funcionalidad, el bolígrafo roller recargable es uno de los favoritos de mucha gente. Se trata de un instrumento de escritura simple y efectivo, de gran calidad, con un precio equilibrado, acorde a sus prestaciones.

Los marcadores o rotuladores, los instrumentos de escritura más versátiles

El universo de los marcadores y rotuladores es extenso, variado y colorido. Estos instrumentos de escritura se distinguen de los anteriores porque su punta no es metálica, sino de fibra sintética. Dicha punta puede ser más o menos blanda. Además, el depósito de tinta del rotulador no es como el de un boli. Y, de hecho, es muy diferente.

El rotulador acumula su tinta en un pequeño cilindro con textura de esponja. Este material absorbente retiene la tinta, que desciende por efecto de la gravedad y la capilaridad hacia la punta. Al menos en el rotulador clásico. Los rotuladores más modernos sí usan tinta líquida, lo cual tiene algunas ventajas.

En cuanto al tipo de tinta, los marcadores pueden usar tinta permanente indeleble (resistente al agua y a la luz), tinta estándar o tinta especial de borrado fácil (usada por los marcadores para pizarras blancas tipo Vileda). Si la tinta tiene una gran concentración de pigmento ─más bien estamos hablamos de pintura─, el marcador podrá hacer trazos sobre superficies muy oscuras, o incluso transparentes.

Por otro lado, también existen rotuladores con tintas especiales indicados para el uso profesional. Por ejemplo, hay marcadores especiales para trazar sobre tela, para la industria aeronáutica o para pintar sobre la piel humana (cirugía estética). En cambio, los de uso escolar usan tintas poco nocivas, sin compuestos tóxicos y son ideales para colorear, trabajos de manualidades, etc.

Además, la punta puede ser cónica, biselada o calibrada. Las calibradas se usan en dibujo técnico y otros ámbitos profesionales (ingeniería, bellas artes, etc.). Por ejemplo, el rotulador con punta de fibra dura y refuerzo metálico es perfecto para hacer trazos con reglas y plantillas.

Finalmente, los rotuladores con punta de pincel se usan con fines artísticos. Los de trazo grueso sirven para colorear grandes áreas, mientras que los de punta finas permiten perfilar y trabajar detalles.

Haz clic para valorar
[Votos: 0. Valoración: 0]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.