¿Cómo reparar cuadernos de espiral o libretas grapadas?

Las hojas de las libretas grapadas se pueden acabar soltando, especialmente las centrales, con el paso del tiempo. Lo mismo ocurre con los cuadernos de espiral, sobre todo los de gusanillo tipo wire, puesto que, al llevarlos en la mochila, el gusanillo se deforma y las anillas se abren. Estos problemas se pueden solucionar de manera relativamente sencilla si se tienen las herramientas adecuadas.

¿Cómo reparar una libreta grapada?

En general, en las libretas grapadas las hojas que más se estropean son las centrales. El paso de las hojas va desgastando el pliegue del papel hasta que finalmente se rompe.

Libreta grapada

Aunque el resto de la libreta sí permanece unida, una o más de las hojas centrales pueden haber quedado sueltas. Esto se puede reparar grapándolas de nuevo, solo hay que poner una nueva grapa en un sitio diferente al que ocupaba la original: más arriba o más abajo.

Con una grapadora de cuadernos se pueden reparar estas libretas en apenas unos segunods. Si solo tienes una grapadora convencional de oficina no pasa nada, hay una alternativa muy sencilla.

Grapadora

Sigue estos pasos:

  1. Abre la libreta por la mitad
  2. Colócala boca abajo sobre una lámina de corcho gruesa, porexpán, goma EVA, etc.
  3. Quita la grapa anterior con un quitagrapas
  4. Pon la boca de la grapadora sobre el pliegue del cuaderno. Asegúrate de que no coincida con el espacio que ocupaba la grapa anterior.
  5. Presiona la grapadora. La grapa tiene que atravesar el papel y clavarse en el corcho o la goma EVA.
  6. Dale la vuelta al cuaderno y con la ayuda de un destornillador, moneda, llave… lo que tengas a mano, pliega la grapa hacia dentro.

¿Cómo reparar un cuaderno de espiral metálica?

Los cuadernos encuadernados con espiral metálica rara vez dan problemas: las hojas no se pueden salir a menos que se rompan. Sin embargo, si el cuaderno está encuadernado con espiral tipo wire, la cosa cambia.

Cuaderno espiral Wire-O

En un cuaderno wire, aunque el gusanillo está compuesto por una sola pieza de alambre continuo, éste no forma una verdadera espiral, sino que tiene una serie de anillas en las cuales se insertan las hojas y se cierran mediante presión en la fábrica de cuadernos.

Un problema típico de este tipo de gusanillo de encuadernación es que, al llevarlo en la mochila, como consecuencia de los golpes y el roce, sus anillas se separan. En ese momento las hojas se escapan de las anillas.

Alicates de puntas

Para repararlo solo necesitas unos alicates de puntas. Introduce las hojas en las anillas y cierra una a una cada una de las anillas que tengan una abertura excesiva con la ayuda del alicate. De esta forma tan simple puedes reparar las libretas y cuadernos.

Haz clic para valorar
[Votos: 3. Valoración: 3]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.