Taburetes rodantes

Los robustos taburetes rodantes de dos alturas son ideales para llegar a las baldas altas de las estanterías de bambú o melamina en las oficinas y de las estanterías metálicas de montaje rápido en los almacenes. También son muy útiles en la cocina: para alcanzar las cosas situadas en lo alto de los armarios.

Tipos de taburetes rodantes

El modelo más habitual de taburete rodante es el taburete circular de dos alturas. Está formado por dos pisos unidos entre sí por tres columnas situadas en disposición de estrella. Esta mini escalera está construida con plástico ABS, un material muy resistente y estable.

Taburetes rodantes

El taburete se transporta fácilmente gracias a sus ruedas. El mecanismo retráctil garantiza su estabilidad cuando se utiliza. Un resorte hace descender las ruedas cuando no se utiliza. Una vez que nos subimos el muelle se comprime y es el perímetro del taburete el que descansa sobre el suelo. De esta forma se garantiza la seguridad.

Solo los suelos duros y lisos (tarimas, pavimentos de baldosas, hormigón pulido o terrazo) permiten el buen desplazamiento del taburete. En superficies enmoquetadas o rugosas (piedra natural, ladrillo, hormigon rugoso) las ruedas no se deslizan con facilidad.

Para mayor seguridad, las plataformas de apoyo de estos taburetes están rayadas con una textura estriada o revestidas de goma antideslizante.

¿Cuánto peso soportan los taburetes rodantes?

Depende del modelo en concreto. Por lo general, estos taburetes soportan un peso del usuario de 120-150 kg. Son por ello, una alternativa más barata a la escaldera de dos peldaños y una solución mucho más segura y práctica que los taburetes plegables (que son muy endebles y no son desplazables).

Se puede comprar en muchos colores: azul, gris, rojo o negro son los más habituales.

[Total:1    Promedio:5/5]