Grapas de oficina de acero inoxidable

Las grapas de acero inoxidable para grapadoras de oficina son las más resistentes que podemos encontrar.

El acero inoxidable es una aleación de hierro, carbono, níquel y cromo mucho más resistente que el acero ordinario utilizado en las grapas galvanizadas o cobreadas.

Ventajas de las grapas de acero inoxidable

Estas grapas resistentes se pueden utilizar en las grapadoras de escritorio convencional y en las grapadoras de gruesos de alta capacidad ya que se fabrican en muchas medidas.

La grapa de alambre de acero inox tiene dos ventajas respecto a la convencional:

  • Mayor resistencia a la corrosión
  • Mayor facilidad de penetración en materiales duros (madera, dm, etc.)

Marcas de grapas de acero inoxidable

El fabricante de grapadoras Rapid ofrece grapas de alto rendimiento Stainless Steel en las medidas más utilizadas. Sus patas afiladas y la calidad del acero AISI 304 de clase 2 logran una penetración óptima en la mayoría de los soportes. También existen grapas especiales de acero inox para las grapadoras de bricolaje y las clavadoras de tapicería.

Grapas de acero inoxidable

Rapid dispone de otra serie de grapas reforzadas, la grapa Rapid Strong (caja amarilla). Es una grapa galvanizada de alambre reforzado que mejora el rendimiento respecto a la convencional (pero es inferior a la inoxidable).

Grapadoras sin grapas

Las grapadoras sin grapas de las marcas Kokuyo y Harinacs fueron desarrolladas en  Japón y son un tipo de grapadora especial que fija los papeles sin necesidad de utilizar grapas de alambre.

Existen dos tipos de grapadoras sin grapas: las convencionales, que dejan una perforación en los folios y las grapadoras de pliegues, que dejan un acabado más limpio.

¿Cómo funcionan las grapadoras sin grapas?

Para unir las hojas sin utilizar alambre estas máquinas hacen dos operaciones simultáneas:

  1. Perforan una ranura en el papel
  2. Desgarran una tira de papel con forma de flecha que introducen en la ranura anterior a modo de cuña

De esta manera tan sencilla estas grapadoras son capaces de grapar entre 5-10 hojas, según el modelo, sin tener que utilizar grapas de alambre.

El inconveniente de esta técnica es que las hojas quedan marcadas con un antiestético agujero. Si se prevé la necesidad de recuperar más adelante los documentos no resultan demasiado apropiadas.

Grapadoras sin grapasGrapadoras sin grapas de pliegues

Existe otro tipo de grapadoras sin grapas que no perfora el papel. Son las grapadoras de pliegues. Para unir los folios estas máquinas no tallan la ranura sino que ejercen una cierta presión sobre el papel creando unos minúsculos pliegues que se entrelazan entre sí.

De esta forma las fibras de papel quedan unidas y ofrecen la suficiente resistencia para unir unas pocas hojas sin usar grapas y sin dejar el antiestético agujero.

Comprar grapadora sin grapas
Grapadora que funciona sin grapas de la marca Plus

Ventajas e inconvenientes de las grapadoras sin grapas

El inconveniente que tienen las grapadoras sin grapas es que no son capaces de unir más de 10-15 hojas de papel. Para grapar espesores mayores hay que recurrir a la grapadora clásica de sobremesa o a las grapadoras de gruesos si tenemos que coser más de 40-50 hojas.

La clara ventaja que tienen respecto a las tradicionales es el ahorro en grapas. No ya por el coste, pues son muy baratas, pero sí por el incordio que supone quedarse sin repuestos o no encontrar grapas compatibles con nuestra grapadora.

Este tipo de herramienta amplia la oferta de máquinas de oficina para grapar sumandose a otros modelos como las grapadoras industriales para fabricar cuadernos o las grapadoras de brazo largo.

Grapadoras y clavadoras para tapicería y bricolaje

Entre los muchos tipos de grapadoras que existen, las grapadoras y clavadoras para bricolaje ocupan importante lugar y son imprescindibles en tareas como la tapicería o el enmarcado de cuadros.

¿Qué son las grapadoras de tapicería?

Las grapadoras de tapicería, también llamadas clavadoras de bricolaje, son un tipo especial de herramienta que nos permiten fijar grapas en una infinidad de materiales, generalmente blandos: madera, paredes de yeso, corcho, etc.

Este tipo de grapadora utiliza el mismo tipo de grapa que las grapadoras de oficina: grapa de alambre, aunque de una medida diferente. También se puede equipar con grapas de acero inoxidable, mucho más resistentes y de mayor facilidad de penetración.

La forma de estas grapadoras ha sido diseñada para transmitir una mayor fuerza a la grapa. Hay que tener en cuenta que estas grapadoras no deforman la parte posterior de la grapa sino que la clavan por completo en el material.

Grapadoras de tapicería y bricolaje

Esto implica que se requiere algo más de fuerza para que la fijación sea efectiva. El uso más habitual de la grapadora de bricolaje es el clavado de la tela de sofás y sillas al bastidor de madera.

Las grapadoras clavadoras también son utilizadas para fijar forros y todo tipo de materiales blandos sobre estructuras alistonadas de madera. Asimismo, se pueden utilizar para fijar documentos en paredes o tableros de corcho.

Tipos de grapadoras de tapicería y bricolaje

Existen dos tipos de clavadoras grapadoras de tapicería y bricolaje. Todas ellas son manuales.

  • Grapadoras planas: se utilizan para fijar telas, tejidos, goma eva, cartulina, mosquiteras, forros y otros materiales blandos sobre una superficie dura (generalmente de madera)
  • Grapadoras para cable: tienen la misma forma que las grapadoras planas pero utilizan un tipo especial de grapa curva. Este tipo de grapadora se utiliza para fijar cables eléctricos, de telecomunicaciones, o de antena en paredes y muebles.

Para tareas de escasa envergadura se puede salir del paso con una grapadora convencional de oficina si se abre por su eje y se ejerce presión directamente sobre el material.

Grapadoras automáticas

Las grapadoras automáticas reducen el esfuerzo de grapado gracias a su mecanismo multiplicador de fuerza. No tienen nada que ver con las grapadoras eléctricas.

Una de las grapadoras automáticas más vendidas es la Novus B7A.

Las grapadoras automáticas no son grapadoras eléctricas sino una versión mejorada de las grapadoras de sobremesa.

El mecanismo interno de estas grapadoras reduce el esfuerzo de grapado al mínimo. Utilizan resortes que activan un sistema de precarga que permite grapar con sólo un dedo.

Este tipo de grapadora está recomendado para personas que tengan lesiones de mano o de muñeca. Un ejemplo de esta grapadora es la Novus B7A Automática.

El mecanismo automático de la Novus B7A funciona para todos los tipos de grapado: abierto, cerrado y clavado.

Tipos de grapadoras: la automática
Grapadora automática Novus B7A

Grapadoras eléctricas industriales para encuadernar

La mayoría de las grapadoras de oficina se utilizan para coser unos pocos folios por sus esquinas. También son comunes las grapadoras de alta capacidad que pueden grapar entre ochenta y doscientas hojas con grapas más largas de acero reforzado. En este artículo vamos a hablar de una máquina diferente: las grapadoras eléctricas industriales para encuadernación.

Grapadoras eléctricas industriales para encuadernar

¿Para que sirven las grapadoras eléctricas industriales?

Estas grapadoras están indicadas para imprentas, copisterias y otros usuarios que necesiten encuadernar documentos de manera intensiva. Estas máquinas permiten fabricar libretas y cuadernos grapados (las libretas escolares de toda la vida) a partir de documentos plegados.

Obviamente, para fabricar un cuaderno de tamaño Din A5 se necesita plegar documentos de formato Din A4. De igual manera, si lo que queremos es un cuadernillo de tamaño A4 necesitaremos entonces papel Din A3.

Características de las grapadoras industriales para encuadernación

Aunque existen diversas máquinas para encuadernar, la mayoría de estas grapadoras comparten el mismo diseño. No están indicadas para apoyar sobre una superficie plana. En vez de eso incluyen una mordaza con tornillo roscado que permite fijarlas sobre el tablero de una mesa o estantería.

Esta característica no sólo resulta fundamental para evitar que la máquina se mueva. El diseño responde también a una necesidad concreta: la máquina necesita tener bastante espacio libre y despejado por debajo del cabezal de grapado.

¿Cómo funcionan las grapadoras industriales de cuadernos?

La base para los documentos tiene forma de «V» invertida. Sobre esta arista situaremos, boca abajo, las hojas que deseamos grapar, haciéndolas coincidir justo en el pliegue.

Alineamos el papel utilizando la guía de formatos. Esto sirve para posicionar la grapa en el lugar exacto. Todo listo para grapar. Accionamos el pulsador y la grapa queda insertada.

A continuación desplazamos el cuadernillo para insertar la segunda grapa (o incluso una tercera, si debido a las dimensiones del cuaderno lo consideramos oportuno).

¿Dónde comprar grapadoras eléctricas industriales para encuadernar?

Este tipo de herramienta tan especializada es difícil de conseguir en papelerías y tiendas online de material de oficina.

Se puede comprar en distribuidores especializados en máquinas industriales para imprenta. En amazon también es posible comprar algunos modelos.

Grapadoras de cuadernos de brazo largo

Si necesitas encuadernar tus propios cuadernos y no te gusta el acabado que dejan las encuadernadoras clásicas de canutillo plástico o gusanillo metálico tienes otra opción: grapar tus propios cuadernos.

Para ello sólo necesitas una máquina: una grapadora de brazo largo.

¿Cómo son las grapadoras de cuadernos?

Es probable que en casa o en la oficina alguna vez hayas necesitado situar una grapa casi en la mitad de una hoja. Habrás comprobado que una grapadora de escritorio, incluso las más largas, están limitadas a una entrada del papel de cinco a diez centímetros como mucho. Por ello si necesitas coser los documentos a una distancia mayor desde el borde los folios no te va a resultar posible. Para solucionar este problema se diseñaron las grapadoras de cuadernos.

Grapadoras de cuadernos
Grapadora de brazo largo para encuadernar revistas o cuadernos

Una grapadora de cuaderno es similar a la tradicional máquina de oficina pero con un brazo de gran longitud. Esto la permite «atravesar» el fajo de hojas y situar el cabezal de la grapadora en el punto preciso. Por ejemplo, en el doblez de unos documentos plegados. Así, si doblas por la mitad unas hojas Din A4 y las grapas justo en su pliegue habrás conseguido un cuaderno de tamaño cuartilla. Si por el contrario, deseas un cuaderno grande tendrás que recurrir a papel de tamaño Din A3.

Uso de las grapadoras de cuadernos

Para facilitar el encuadernado de folletos, catálogos o cuadernillos hay que tomar algunas precauciones. Es conveniente no utilizar un papel de gramaje muy elevado. El motivo es que te costará más trabajo doblarlo. Además notarás que el borde del cuaderno queda más desalineado.

En las copisterías e imprentas, para solucionar este problema se cortan los bordes una vez que el cuaderno está listo. Pero para ti puede resultar un engorro y puedes evitarlo simplemente con papel de menos gramaje. Si aun así, quisieras cortar los bordes lo puedes hacer con una guillotina o cizalla de papel.

Cómo grapar cuadernos con la grapadora de brazo largo

Utilizar una grapadora de cuadernos es muy sencillo:

  1. Alinea los documentos y dóblalos justo por la mitad, hazlo primero ajustando bien las esquinas para asegurarte de que las dos partes quedan simétricas
  2. Haz una marca a lápiz marcando la posición de las grapas, intenta repartir el espacio para que quede equidistante, con dos grapas es suficiente para el tamaño libreta y el Din A4. Este paso es opcional pero tu cuaderno quedará más vistoso y estético.
  3. Sitúa la grapadora de cuadernos en una mesa e introduce en ella el bloque de folios
  4. Ajusta el papel y posicionalo justo debajo del cabezal de la máquina, justo en el pliegue y a la altura de la marca a lapiz
  5. Presiona la grapadora para insertar la grapa
  6. Repite el procedimiento para las demás grapas
Grapadora de cuadernos
Grapadora de cuadernos de brazo largo