Grapadoras de cuadernos de brazo largo

Si necesitas encuadernar tus propios cuadernos y no te gusta el acabado que dejan las encuadernadoras clásicas de canutillo plástico o gusanillo metálico tienes otra opción: grapar tus propios cuadernos.

Para ello sólo necesitas una máquina: una grapadora de brazo largo.


Grapadoras de cuadernos

¿Cómo son las grapadoras de cuadernos?

Es probable que en casa o en la oficina alguna vez hayas necesitado situar una grapa casi en la mitad de una hoja. Habrás comprobado que una grapadora de escritorio, incluso las más largas, están limitadas a una entrada del papel de cinco a diez centímetros como mucho. Por ello si necesitas coser los documentos a una distancia mayor desde el borde los folios no te va a resultar posible. Para solucionar este problema se diseñaron las grapadoras de cuadernos.

Una grapadora de cuaderno es similar a la tradicional máquina de oficina pero con un brazo de gran longitud. Esto la permite “atravesar” el fajo de hojas y situar el cabezal de la grapadora en el punto preciso. Por ejemplo, en el doblez de unos documentos plegados. Así, si doblas por la mitad unas hojas Din A4 y las grapas justo en su pliegue habrás conseguido un cuaderno de tamaño cuartilla. Si por el contrario, deseas un cuaderno grande tendrás que recurrir a papel de tamaño Din A3.

Uso de las grapadoras de cuadernos

Para facilitar el encuadernado de folletos, catálogos o cuadernillos hay que tomar algunas precauciones. Es conveniente no utilizar un papel de gramaje muy elevado. El motivo es que te costará más trabajo doblarlo. Además notarás que el borde del cuaderno queda más desalineado.

En las copisterías e imprentas, para solucionar este problema se cortan los bordes una vez que el cuaderno está listo. Pero para ti puede resultar un engorro y puedes evitarlo simplemente con papel de menos gramaje. Si aun así, quisieras cortar los bordes lo puedes hacer con una guillotina o cizalla de papel.

Cómo grapar cuadernos con la grapadora de brazo largo

Utilizar una grapadora de cuadernos es muy sencillo:

  1. Alinea los documentos y dóblalos justo por la mitad, hazlo primero ajustando bien las esquinas para asegurarte de que las dos partes quedan simétricas
  2. Haz una marca a lápiz marcando la posición de las grapas, intenta repartir el espacio para que quede equidistante, con dos grapas es suficiente para el tamaño libreta y el Din A4. Este paso es opcional pero tu cuaderno quedará más vistoso y estético.
  3. Sitúa la grapadora de cuadernos en una mesa e introduce en ella el bloque de folios
  4. Ajusta el papel y posicionalo justo debajo del cabezal de la máquina, justo en el pliegue y a la altura de la marca a lapiz
  5. Presiona la grapadora para insertar la grapa
  6. Repite el procedimiento para las demás grapas
Grapadora de cuadernos
Grapadora de cuadernos de brazo largo

¿Te ha resultado de utilidad? ¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.