Materiales de bellas artes para artistas y hampartistas

Si eres estudiante de bellas artes, no puedes dejar de ver los videos de Antonio García Villarán. Aunque es muy improbable que no lo conozcas ya. ¿Qué es lo que ha hecho tan famoso a este youtuber?

Antonio Garcia Villaran, creador del hamparte

Antonio García Villarán cuenta ya con más de 480.000 suscriptores, de todo el mundo, en su canal de youtube. Es el creador del término hamparte: portmanteau de hampa + arte. ¿Pero qué es el hamparte?

Villarán define de esta manera al hamparte:

El hamparte es el arte de no tener talento. Antonio Garcia Villarán.

En sus vídeos sobre hamparte y hampartistas, Villarán separa el grano de la paja. Nos enseña, a los no entendidos, a distinguir las verdaderas obras de arte de las que no lo son.

En sus videos desenmascara a los oportunistas, pseudo-artistas y todo tipo de caraduras que intentan sacar partido de la situación actual del arte contempóraneo en la que parece que todo vale.

Incluso si no te gusta el arte sus videos si que lo harán: estan cargados de una buena dosis de humor e ironía y gustan a todos los públicos.

¿Cuáles son los mejores materiales de bellas artes para hacer hamparte?

Los materiales de bellas artes que utilizan los artistas y hampartistas son exactamente los mismos: lienzos, pinturas acrílicas, óleos, acuarelas, ceras, lápices de colores, rotuladores, barniz protector, etc.

Hamparte, alcayatas, precinto

Pero además puedes utilizar cualquier otro elemento de uso cotidiano pues todo está aceptado. Con unas pocas alcayatas y un simple precinto de embalar y un poco (o nada) de inspiración podrías crear una obra digna de ser expuesta en Arco. Eso si, siempre que aciertes con el elemento clave: el título.

Como nos enseña el episodio de la barbacoa de Homer Simpson lo importante en una obra de hamparte contemporáneo, no es la obra en sí, sino el título.

Barbacoa de Homer Simpson

Doce lápices de colores para pintarlos a todos

Pintar el mundo con lápices de colores

Se les suele comprar a los niños, para pintar, lápices de colores. Porque no manchan, no son tóxicos y permiten tener a mano muchos colores. Además, responden bien al uso instintivo del color sin mezclas: un lápiz, un color.

Lápices de colores Giotto Stilnovo Skin Tones

Habitualmente, se compran cajas que tienen entre doce o veinticuatro colores. Doce o veinticuatro colores para representar el mundo. No funciona mal, la mayoría de los niños no se estrellan contra la imperfección. Se atreven a intentar doblegar las formas y los colores en el papel, se alegran con su intento, se alegran de haber podido contar algo.

Algo parecido a un círculo, si se pinta de amarillo-yema de huevo, es el sol, incluso si el sol no tiene ese color. Un triangulo, que no consigue ser ni equilátero, ni isósceles, ni escaleno, una vez que se pinta de rojo está claro que es un tejado. El azul en la parte inferior de la página es agua, en la superior es cielo. Un señor pintado de marrón, bueno, puede pasar por representar a un  señor de alguna región de africa. Una persona pintada de amarillo-yema de huevo puede pasar por ser alguien del lejano oriente… mmm… en realidad no, una persona pintada de amarillo-yema de huevo  es un sol con piernas y brazos. Y los “blancos” ¿cómo se pintan?, ¿blancos? Una persona sin color es un fantasma. Entoces hay que darle color, pero cuál de los que quedan. ¿Rosa? bien, ¿cuál es el resultado?: ¿una persona quemada por el sol? ¿una “persona-cerdito”?. No sirve, así que tiene que ser el naranja: ¡oh, no!, la persona ha bebido demasiado zumo de zanahoria.

A los orientales, a los blancos, a los negros, a los amerindios, a los polinesios, etc. no hay forma de representarlos. Los colores de las cosas del mundo están en la caja, pero en esa caja no hay personas. Tal vez el niño intente mezclar colores, pero sin verdadera formación, los lápices de colores se resisten a dejarse mezclar, no son un juego de niños. Y el niño está jugando, quiere disfrutar contando anécdotas o cuentos o ideas. Así que pintará como puede y disfrutará, pero escondida, le acechará la sensación de que sus colores no consiguen pintar las personas que dibuja.

Lápices de colores para pintar a las personas del mundo

El único remedio pasaría por ampliar los colores de esa pequeña caja de lápices de color. Pero ampliar esa caja supondría comprar colores sueltos en tiendas especializadas. Y son necesarios conocimientos profundos para acertar con los colores de unos lápices que, además, son caros. Nuestra sencilla caja de lápices de colores forma parte del mundo del material escolar: materiales baratos para el aprendizaje básico.

¿Por qué los fabricantes de lápices de colores de material escolar no han caído en ello? ¿Por qué no han pensado, que si bien los objetos del mundo quedan representados con sus colores, las personas no?

Lápices de colores Giotto Skin Tones

Hace poco, revisando catálogos de productos de material escolar de distintos fabricantes, encontré un set dedicado al color de la piel humana. Recordé que en mi infancia coloreaba mis personas siempre con disgusto. Pasaba las puntas de los dedos por los lápices que estaban encima de la mesa para ver si en alguno de ellos descubría el secreto del color de la piel. Pero el color, o uno que se pareciera, nunca estaba allí.

Rescato y resalto este producto, porque ahora que existe, muchos niños podrán, por fin, capturar – ya no sólo en forma sino también en color- a todas las personas reales e imaginarias del mundo.

Puedes comprar los lápices de colores Giotto Stilnovo Skin Tones en nuestra tienda online. Más información en la web de Giotto.

¿Qué es la tinta india?

La tinta india es tan sólo otro nombre por el que se conoce a la tinta china. La tinta china se invento en China hace aproximadamente cinco mil años. Concretamente a mediados del tercer milenio antes de Cristo.

Tinta india
Papel impregnado de tinta india

¿Para qué se utiliza tinta india?

La tinta india o tinta china es una tinta obtenida a partir de hollín. El hollín esta compuesto por partículas finísimas de polvo negro de alta opacidad. Se utilizan residuos procedentes de la combustión de aceites u otros hidrocarburos. Dicho hollín se aglutina con la ayuda de agua para darle consistencia líquida.

Esta tinta ha sido utilizado tradicionalmente por el hombre para fines artísticos y decoración. En la actualidad se utiliza para dibujar cómics, para bosquejar siluetas con plumilla o para tirar líneas a rotring en el dibujo técnico. La tinta china se puede encontrar, por ejemplo, en los estilógrafos rotring. Asimismo, también es posible encontrar rotuladores de tinta india, por ejemplo los Pitt de Faber-Castell.

La tinta china es muy apreciada por dibujantes, artistas y otros profesionales del campo de las bellas artes por su alta opacidad y permanencia. Estas cualidades la hacen un material ideal para el arte al garantizar la longevidad de las obras pictóricas.