Grapas para fleje

Las grapas para fleje se utilizan para sellar el fleje de polipropileno extruido (PP) o de poliéster extruido (PET) de 13 mm de ancho. Estos precintos están fabricados con acero galvanizado y garantizan una alta resistencia de las ataduras de fleje. Son ideales para asegurar palets.

Las empresas especializadas en la fabricación de productos y accesorios para embalaje y logística ofrecen diferentes tipos de grapas para fleje. Todos estos cierres sirven para obtener uniones resistentes y profesionales y son ideales para reforzar cajas de embalaje y asegurar la carga en los palés.

Tipos de grapas para fleje

Existen diferentes tipos de grapas para fleje. Las más sencillas no son metálicas sino una simple hebilla de plástico. Esta solución se utiliza junto con el tensor de fleje y el carro dispensador para sellar cajas y bultos de embalaje que no sean relativamente ligeros.

Su uso es muy sencillo: simplemente se introduce la grapa a través del fleje y se enrolla el mismo a traves de sus rodillos. El fleje lo disponemos de forma idéntica a las correas de las mochilas escolares.  Después se acopla el tensor y se comienza a aplicar tensión sobre la cinta.

Grapas para fleje

Cuando se trata de asegurar cargas mayores, pasamos a las grapas metálicas para fleje. La textura interior en diente de sierra de la grapa garantiza un cierre seguro. Además, al ser metálicas, aguantan un esfuerzo mucho mayor y no las romperemos al traccionar con el tensor.

Tensores de fleje

Los tensores de fleje para tensar fleje de plástico o metálico ahorran mucho tiempo y simplifican las tareas de paletización y embalaje. Cuanto más apretados estén los bultos, menor será la probabilidad de que la carga se desplace durante el transporte.

¿Para qué sirven los tensores de fleje?

Para tensar el fleje de las cajas de embalaje, palets y cualquier otro tipo de bulto, se puede utilizar un tensor de fleje. El tensor de feleje manual permite tensar de forma práctica y rápida flejes de hotmelt, polipropileno extruido, poliéster extruido, materiales compuestos y también cintas textiles de 9 a 19 mm de anchura. Se utiliza con hebillas plásticas o de acero fosfatado/galvanizado.

Comprar tensores de fleje

Los tensores de fleje están fabricados por marcas especializadas en productos y soluciones para el transporte, el embalaje y la logística. Generalmente, el mismo fabricante que fabrica el fleje ofrece también los tensores, las grapas de cierre y los carros dispensadores para fleje.

El funcionamiento de esta herramienta es muy similar al de las cinchas de carraca para camiones y furgonetas. La cinta se introduce en uno de los rodillos ranurados del tensor. Al presionar la palanca el rodillo enrolla el fleje aumentando la tensión del mismo. Una vez que la cinta está tensa se puede insertar la grapa de cierre y cortar el sobrante. Por último, retiramos el tensor.

Comprar tensores de fleje: ¿cuál elegir?

A la hora de comprar tensores de fleje es recomendable comprar un útil robusto, a ser posible fabricado integramente en acero, que haga cómodo su uso y que alargue la vida de la herramienta.

Es también recomendable comprar un tensor que, además de tensar el fleje, corte el sobrante. Son muchos los modelos que tienen esta opción y facilitan de manera considerable el trabajo. Nos aseguraremos también de que el útil entra bien en la bandeja del carrito dispensador de fleje. Así tendremos todos los útiles necesarios a mano: flejadora, fleje, grapas de cierre, tensor, etc.

Además del tensor, es recomendable comprar protectores de esquinas. Los protectores de bordes son unas pequeñas escuadras de plástico que reparten la carga del fleje en las esquinas de las cajas y evitan dañar la mercancia.

Carritos dispensadores de fleje

Los carritos dispensadores de fleje universales son compatibles con todas las bobinas de fleje que existen. Gracias a sus ruedas frontales y a su mango de doble barra, se transportan con facilidad a cualquier lugar del almacén.

¿Para qué se utilizan los dispensadores de fleje?

Con la ayuda de una flejadora, fleje metálico o plástico y unas grapas metálicas podremos asegurar los palets y evitar que la carga se desplace durante el transporte. El fleje para paletizar se presenta en bobinas de gran tamaño que son poco manejables por sí solas. Para hacer la tarea más llevadera se pueden comprar los dispensadores de fleje.

El carrito dispensador de fleje incluye una bobina con un eje central que facilita su desbobinado. Su construcción recuerda a la de los rulos de cable eléctrico o de mangueras de jardín.

Tipos de carritos dispensadores de fleje

Los carros para fleje se pueden utilizar con bobinas hotmelt, compositepolipropileno, etc. Los carros con diámetro exterior del tambor de unos 61 cm son compatibles con bobinas de hasta 150 mm de ancho.

Muchos de los dispensadores de fleje incluyen una bandeja portaherramientas para tener siempre a mano la grapadora flejadora y el tensor. El diámetro del nucleo se puede ajustar para adaptarse a los distintos mandriles de las bobinas de fleje. Las ruedas con llanta de acero y goma maciza evitan pinchazos y hacen que el carrito esté siempre disponible.

Comprar dispensadores de fleje

Existen diferentes fabricantes de carritos para fleje. Una de las marcas más conocidas es Veltkamp. Veltkamp es un fabricante holandés especializado en productos para el embalaje y la logística.

Otras soluciones dispensadoras de fleje adoptan el formato de los carretes de cable eléctricos. Son menos voluminosos pero más difíciles de transportar ya que no disponen de ruedas. Comprar un dispensador de fleje de este tipo es una buena opción siempre que no sea para fleje muy pesado (el metálico).

Los pequeños carros profesionales nos permiten trabajar de forma segura y eficiente. Recomendamos escoger un producto de calidad con una construcción estable que soporte el uso continuo. Cuanto más ancha y profunda sea la bandeja, mayor será el espacio del que dispondremos para guardar la flejadora, el tensor y las grapas de fleje.

Film alveolar

El film alveolar es el conocido plástico de burbujas rellenas de aire. Su nombre hace referencia a los alveolos, es decir a las cavidades de aire que lo componen.

Las bobinas de film alvolar son la alternativa por excelencia utilizada para proteger objetos delicados. Esta lámina acolchada la utilizamos para enviar objetos frágiles mediante mensajería o por correos cuando existe riesgo de la rotura del objeto durante el transporte.

¿Por qué comprar film alveolar?

Al enviar objetos por correos o agencia de mensajería, las cajas, durante su traslado y manipulación, reciben numerosos golpes (en la furgoneta del mensajero, en la central de recepción, en el último reparto que lo lleva hasta el destinatario final, etc.). Para evitarlo solemos comprar plástico de burbujas y envolvemos con él las mercancias frágiles. También es útil para envíos en bolsas y sobres de mensajería.

Los rollos de film alveolar están disponible en varios anchos y longitudes para cubrir bien nuestras necesidades de embalaje. Como curiosidad se puede comentar que el plástico de burbujas también se utiliza como remedio antiestrés ya que a muchas personas les relaja el explotar las pequeñas burbujitas de aire con contiene.

Sin embargo en los nuevos modelos de esta lámina protectora esto es imposible de realizar ya que las celdillas no son independientes sino que están interconectadas entre sí. Esto impide explotar las burbujas ya que al presionar las mismas el aire se desplaza a las celdillas vecinas. Sin embargo por este mismo motivo es mucho más seguro para la protección de los objetos.

Film alveolar
Lámina de film alveolar con precinto de embalaje y tijeras

Como complemento del film alveolar se recomienda comprar precinto de embalaje transparente para pegar el mismo. Otra opción para los objetos muy pequeños es comprar bolsas de burbuja. Estas últimas son como un sobre postal pero están forradas en el interior con las burbujas de aire. Se utilizan mucho para enviar documentos importantes o pequeños objetos sin que sufran daños.

¿Cómo utilizar el film alveolar?

Cuantas más enrollemos el objeto a proteger en el plástico de burbujas mayor será la resistencia a golpes y caidas. Se suele pegar el comienzo del film con un poco de celo antes de proceder a aplicar varias vueltas de rollo sobre el objeto.

Es conveniente alternar la dirección para que el objeto quede protegido en todas sus esquinas. Si el objeto es extremadamente frágil sería conveniente añadir algún tipo de acolchado extra en la caja. Por ejemplo un poco de papel de embalar arrugado. Lo situaremos entre las paredes de cartón y el objeto.

Tienes más información sobre el film alveolar en la wikipedia.