¿Cómo quitar una etiqueta de una caja de cartón sin dejar restos?

Algunas etiquetas utilizan un adhesivo especial para que resulten fáciles de retirar y que no dejen residuos de pegamento al hacerlo. Estas etiquetas, aunque son algo más caras resultan ideales para etiquetar precios o códigos de barras en libros y otros productos delicados. Es el tipo de etiqueta que utilizan comercios como la casa del libro o Fnac. ¿Pero cómo se puede quitar una etiqueta convencional de una caja de cartón?

Etiqueta en una caja de cartónUtiliza un secador de pelo o una plancha caliente para ablandar el adhesivo

La manera más efectiva para retirar las etiquetas sin dejar restos de adhesivo es calentándolas. Resulta más fácil si logramos sacarla de una sola pieza.

Para calentar la etiqueta se puede utilizar una plancha caliente (sin activar el vapor), un secador de pelo, una pistola de aire para retirar pintura o barniz, etc.

Plancha de ropa

Calienta la etiqueta en toda su superficie y prueba a levantar por una esquina. Si sale fácilmente quítala sin más. Si se resiste no la fuerces, hay que evitar que se rompa porque entonces es mucho más complicado eliminarla.

Continua aplicando calor. Si ya has conseguido separar un poco la etiqueta de la caja, aplica el aire caliente justo en la capa de adhesivo (entre la etiqueta y el cartón). Prueba a estirar poco a poco a medida que aplicas el calor  y verás que la puedes retirar sin mayores problemas.

Secador de pelo

Impresoras de etiquetas: ¿papel o plástico?

Existen dos tipos de impresora de etiquetas: la de papel y la de cinta plástica. Aunque estas últimas tradicionalmente se han conocido más bien como rotuladoras (las maquinas manuales que marcaban la cinta en relieve aún se venden aunque apenas se utilizan ya). En cualquier caso lo que hay que tener muy claro es que tipo de impresora de etiquetas necesitamos.

Impresora de etiquetas Dymo LabelManager
Impresora de etiquetas Dymo LabelManager

 

Si vamos a utilizarla para hacer etiquetas de direcciones entonces las de papel son las adecuadas. Por otro lado si necesitamos que soporten la intemperie debemos optar por las de plástico. Pero por supuesto la decisión es mas compleja que eso. Veamos en que se diferencian exactamente.

¿Qué impresora de etiquetas comprar?

Se ha convertido ya en una tradición del siglo XXI. Cada vez que toca comprar un nuevo producto para nuestra oficina o para el hogar empresa hacemos un repaso por una larga retahíla de páginas web de las que extraer datos sobre las diferentes alternativas y comparar.

A veces el proceso puede llevar algo más de tiempo del que teníamos inicialmente previsto y eso dificulta nuestra decisión de compra. Afortunadamente decidir entre una impresora de papel o una rotuladora de cinta plástica no es tan complicado.

Rotuladoras de cintas plásticas

Primera cuestión: las etiquetas de formato cinta son estrechas. Rara vez las encontraremos más anchas de 15 ó 18 milimetros. Tienen una ventaja: su suporte plástico y las múltiples capas de que están formadas la hacen extraordinariamente resistente a los agentes metereológicos. Ni el sol, ni la lluvia ni el viento las estropean demasiado. Vamos que se pueden utilizar al aire libre sin miedo a que se borren o se despeguen del soporte.

Estas cintas se utilizan por ejemplo para etiquetar el número del ordenador, de la impresora o de los portátiles en las oficinas. También es habitual emplearlas para etiquetar estanterías y almacenes. Incluso hay quién las usa en los almacenes para rotular las carretillas de palets. Todo esto son aplicaciones perfectamente válidas para esta etiqueta. También sirven para etiquetar botes o cajas en la cocina o en el despacho. Revisteros, archivadores, carpetas, cuadernos. Puertas o despachos de hospitales, academias, colegios, instituciones públicas. Creo que son suficientes ejemplos. ¿Para qué no sirven? Para pegar en un sobre como etiqueta de direcciones. O para aquellos casos en los que se necesita que el soporte sea de papel (estas cintas son algo flexibles pero no tanto como el papel).

Combinación de colores y anchuras de cinta

Las impresoras de etiquetas de cinta nos permiten obtener una etiqueta en segundos. Tienen teclado tipo QWERTY. Igual que el ordenador. Estamos acostumbrados a él. En menos de medio minuto habremos tecleado el texto. Botón de imprimir y tendremos la etiqueta lista para pegar. ¿Pero qué cintas podemos cargar en la máquina?

Las hay de varios colores. Se pueden comprar con diferentes combinaciones de colores. Tanto del texto como del color de la cinta. Igualmente podemos elegir el ancho de la misma. Los más comunes son de 9 milímetros. Las hay también de 6 mm y de 12 mm. En el caso de las rotuladoras Dymo, el casette compatible es el Dymo D1. (Cada marca lleva su propio consumible).

Diferencias entre las rotuladoras de cinta

Ahora que conocemos las etiquetas en sí sólo nos falta saber en qué se diferencia un modelo de otro. Bueno pues lo principal es el tipo de alimentación (batería o pilas), la posibilidad de conectarla al ordenador y el tamaño de pantalla. Hay alguna cosa más. Velocidad de impresión o número de fuentes y estilos. Pero eso es todo. Si se va a utilizar mucho una impresora con batería de litio es más útil. Se recarga mediante cable USB.

Impresora de etiquetas de papel

No hay mucho que decir de ellas. Utilizan rollos de etiquetas con esquinas redondeadas de diferentes dimensiones. Algunas utilizan un rollo de etiqueta continuo que cortan a la medida deseada. Son un poco más caras que las rotuladoras de cinta. Ambas utilizan impresión térmica y no necesitan ni tinta ni tóner. Sólo los rollos de etiquetas.

Modelos como la Dymo LabelWriter 450 pueden conectarse al ordenador y permiten imprimir grandes cantidades de etiquetas en poco tiempo.

Cintas laminadas para rotulación de etiquetas

Cintas de rotulación Brother TZeDe los distintos tipos de cintas para rotular que existen, la gama de cintas Brother TZe (que sustituyen a las antiguas cintas Brother TZ) es la que nos ofrece una mayor variedad de estilos, colores y tamaños. Estas cintas de rotulación también son conocidas como cintas laminadas porque se fabrican superponiendo diferentes láminas de materiales. Son etiqeutas adecuadas para el uso diario, las necesidades generales de oficina y por supuesto el uso doméstico.

Características de las cintas laminadas Brother

Estas etiquetas soportan bien la suciedad, la grasa y el agua. Son adecuadas para utilizar en el interior y el exterior y soportan bien las temperaturas extremas. Las cintas laminadas Brother TZe utilizan el adhesivo estándar de Brother.

Este adhesivo permite pegar las etiquetas sobre superficies lisas: archivadores, carpetas, papel, cuadernos, sobres, etc. También se pueden adherir sobre metal, plástico y superficies vitrificadas (pero tienen que encontrarse limpias y no tener textura).

Colores de las cintas laminadas

La combinación de colores de las etiquetas Brother TZe es muy amplia como puede comprobarse en la siguiente tabla:

Negro sobre blanco
Negro sobre transparente
Negro sobre rojo
Negro sobre amarillo
Negro sobre verde
Negro sobre azul
Negro sobre naranja fluorescente
Blanco sobre negro
Blanco sobre transparente
Blanco sobre azul
Rojo sobre blanco
Azul sobre blanco
Dorado sobre negro

Rollos de etiquetas Brother TZe

La mayoría de los rollos TZe tienen una longitud de 8 metros, aunque en algún caso pueden tener otra longitud. En cuanto a la anchura de las cintas, existen los siguientes anchos: 6 mm, 9 mm, 12 mm, 18 mm, 24 mm y 36 mm.

Cinta laminada Brother TZ
Cinta laminada azul sobre blanco Brother TZ-243

No todos los colores de letra/fondo están disponibles en cualquier ancho. La mayor cantidad de combinaciones de color lo tiene el ancho de 18 mm, uno de los más utilizados.

Como ya hemos dicho antes las Brother TZe son etiquetas fabricadas mediante laminación que consiste en la superposición de diferentes láminas de materiales.

La fórmula de las etiquetas TZe está patentada por Brother y está formada por seis capas. Cada una de estas capas tiene una función específica. La combinación de las diferentes láminas proporciona una etiqueta fina de gran resistencia.

Las principales capas de la etiqueta son:

  • La lámina protectora de adhesivo: protege el adhesivo. Es la tira que quitamos antes de pegar la etiqueta.
  • La capa de adhesivo: el adhesivo estándar de Brother, válido para superficies lisas de papel, plástico, cartón, vidrio, metal, etc. Este adhesivo no sirve para superficies rugosas como la madera sin cepillar o paredes con textura.
  • La lámina de soporte: esta lámina de poliéster es la que tiene color en caso de que la etiqueta sea con fondo de color, es la lámina sobre la que se fija la tinta.
  • La banda de transferencia térmica: es la capa que contiene la tinta. Por medio de calor se funde sobre la lámina de soporte.
  • La lámina protectora transparente: también de poliéster, pero en este caso transparente. Es la lámina superior. La tinta queda impresa entre esta capa de poliéster y la lámina de soporte lo que garantiza una alta resistencia y duración de la impresión.

Te presentamos las Etiquetas de Seguridad Avery Antifraude

250px-Averydennison.svgAvery Denisson es un fabricante internacional de productos de material de oficina, especializado en producir etiquetas adhesivas de todo tipo: desde las más básicas para uso en oficinas hasta etiquetas complejas para aplicaciones médicas y sistemas identificación mediante radiofrecuencia (RFID).

En esta ocasión os vamos a presentar las etiquetas de seguridad antifraude, también conocidas como etiquetas antimanipulación.

¿En qué consisten las Etiquetas de Seguridad Avery Antifraude?

Las etiquetas antimanipulación de Avery nos permiten saber si alguien ha tratado de quitar la etiqueta. El adhesivo de esta etiqueta no está aplicado de forma continua sobre la etiqueta, sino que está cortado en segmentos.

Esto hace que en el objeto sobre el cual está pegada la etiqueta aparezca el texto «STOP»  si la intentamos despegar. Además, las etiquetas de seguridad despegadas no pueden volver a pegarse.

Etiquetas de seguridad Avery
Etiquetas de seguridad Avery

Estas etiquetas son muy útiles para garantizar que una caja o un sobre no han sido manipulados y que el contenido de los mismos es el original.

Las etiquetas de seguridad Avery se pueden imprimir en cualquier impresora láser.

Otra utilidad de las etiquetas Avery antimanipulación es su uso como sellos o precintos de seguridad puesto que, como ya hemos dicho, no pueden ser eliminadas sin dejar marcas. Por ejemplo, pegadas sobre una puerta o un cajón sirven como medida de seguridad para evitar intrusiones.

Estas etiquetas están disponibles en los siguientes formatos:

  • Etiquetas rectangulares de seguridad de 45.7 x 21.2 mm
  • Etiquetas rectangulares de seguridad de 63.5 x 29.6 mm
  • Etiquetas rectangulares de seguridad de 45.7 x 25.4 mm
  • Etiquetas rectangulares de seguridad de 63.5 x 33.9 mm
  • Etiquetas redondas de seguridad de 40 mm de diámetro

Por últimos os recordamos que para simplificar la impresión de vuestras etiquetas podéis utilizar las plantillas descargables disponibles en la web de Avery.