Cajoneras de oficina

Las cajoneras con ruedas siguen siendo el mueble preferido por las oficinas para situar bajo el escritorio de trabajo. Y por un buen motivo: las cajoneras, también llamadas bucs de cajones, siempre las tenemos accesibles, son perfectas para organizar las carpetas colgantes y el material de oficina.

Tipos de cajoneras

Cuando pensamos en comprar cajoneras se nos vienen a la cabeza un montón de muebles distintos. Por un lado tenemos los típicos muebles de cajones de armario, los que se utilizan en los armarios empotrados y que compramos en sitios como Leroy Merlin, Bricomart o Conforama.

En las oficinas —o en el despacho de casa— los dos tipos de cajoneras más utilizadas son las cajoneras con ruedas y los archivadores metálicos. Estos últimos son más grandes y voluminosos, también se conocen como ficheros metálicos o carpeteros y son muy útiles para organizar y archivar las carpetas colgantes. Aunque también podemos comprar cajoneras con ruedas en las que uno de sus cajones incluye las guías para las carpetas colgantes (también llamadas archivos suspendidos).

Algunas oficinas optan por utilizar la típica cómoda de cajones de pino natural, las de IKEA, para decorar sus estancias. Si se hace adecuadamente, lo cierto es que pueden quedar muy bien. Las puedes conseguir aquí. IKEA también fabrica cajoneras metálicas.

Cajonera IKEA
Cajonera IKEA Helmer

 

En cuanto a las cajoneras más típicas, es decir, las de metal, están hechas con chapa de acero y pintura epoxi al horno. Las hay de varios tipos:

  • Con cerradura: incluyen llave para garantizar la confidencialidad de los archivos. La llave puede cerrar todos sus cajones o solo algunos.
  • Con guías convencionales: el cajón se desliza sobre railes metálicos. Son muy baratas.
  • Cajoneras de guías con rodamientos: sus cajones soportan más peso y se abren con mayor facilidad. Son bastante más caras que las de guías convencionales.
  • Cajoneras antivuelco: incluyen algún mecanismo de seguridad para evitar que la apertura simultánea de los cajones produzca el vuelco de la cajonera. También se puede evitar con las cajoneras estándar si las atornillamos a la pared.
  • Soluciones apilables modulares: permiten construir una estantería de almacenamiento a medida enlazando los módulos en horizontal y vertical.
Cajoneras con ruedas
Mueble metálico con cajones y ruedas para escritorios de oficina

Por último, aunque es menos habitual encontrarlas en las oficinas, también se pueden comprar cajoneras baratas de plástico. Este tipo de cajonera, por su alta resistencia a la humededad se suele utilizar en el baño para guardar cosméticos, maquillajes, esponjas, jabones, etc. Una ventaja que tienen es que sus cajones pueden ser transparentes, lo que permite ver el contenido rápidamente. A continuación se puede ver un ejemplo, situada junto a un escritorio blanco.

Cajoneras baratas de plástico

Ideas de decoración

Cuando vayamos a comprar una cajonera, debemos pensar también en la decoración de la oficina, no solo en las medidas y el espacio. Tendremos en cuenta también el color de la mesa, el de las sillas de escritorio y también el de las sillas de confidente. Las cajoneras metálicas suelen combinar bien en ambientes modernos, contemporáneos o industriales. Son particularmente apreciadas las de estética vintage, muy similares a las taquillas metálicas tipo vestuario.

Si nuestro escritorio es de melamina, lo más conveniente suele ser comprar una cajonera bajo-escritorio a juego. Si la queremos de metal, mejor que sea del mismo color. En cambio, si el escritorio es de cristal culquier cajonera va a funcionar bien.

Los muebles oscuros contrastan muy bien con maderas claras. Las estanterías de bambú, por ejemplo, contrastan bien con muebles metálicos de color gris oscuro o con cajoneras blancas.

Los colores más habituales de los muebles con cajones metálicos son: blanco, negro, antracita, arena y beige. Las hay con uno, dos, tres o cuatro cajones. Los modelos especiales para carpetas colgantes pueden tener tres medidas de ancho: A4, folio y folio prolongado.

Formatos y tamaños de cajoneras para carpetas colgantes
Tamaños de cajones para carpetas colgantes

Archivadores para CD, DVD y BluRay

A la hora de comprar archivadores de CD encontramos varias opciones. Además de los clásicos cajones extraíbles, marcas como Hama ofrecen un nuevo y original sistema: las fundas colgantes numeradas. Este sistema es muy compacto y práctico: aumenta la capacidad de almacenamiento y facilita en gran medida la búsqueda de los discos.

Los módulos archivadores para CD, DVD y BluRay son resistentes, ligeros y fáciles de limpiar, su único inconveniente es el precio. Si buscamos un sistema para archivar CD y DVD más barato podemos recurrir a las cajas de cartón Leitz Click & Store, unas cajas muy originales y elegantes que podemos comprar en una gran gama de colores.

Archivadores de cajones extraíbles para CD y DVD

Las clásicas cajoneras extraíbles para CD y DVD son una excelente solución de almacenamiento que permite localizar con facilidad los discos gracias a los índices con pestaña. Para garantizar la confidencialidad, muchos de los módulos incluyen una cerradura con llave (es una llave genérica para todos los modulos).

Cajoneras Esselte Dataline

Los archivadores de CD Esselte Dataline se pueden comprar en diferentes medidas, con cajones simples o dobles y diferente profundidad. Están fabricados con pástico inyectado lo que los hace muy ligeros. Se pueden enlazar en horizontal y apilar en vertical.

Cajones archivadores de carpetas colgantes para CD

Una solución mucho más curiosa que la cajonera Esselte Dataline es la gama de archivadores para CD y DVD Hama CD Box Magic Touch. Este original archivador está formado por una cajonera extraíble con una guía similar a la que se utiliza en los ficheros metálicos de carpetas colgantes.

El archivador Hama CD incluye unas pequeñas fundas colgantes con varillas que se suspenden de las guías del cajón. Este sistema aumenta de manera considerable la capacidad de almacenamiento de la cajonera al mismo tiempo que nos facilita la identificación y localización de los discos. Las fundas numeradas, de plástico transparente, incluyen un espacio para rotular el CD o incluir una carátula y un sistema de hojas índice cada 20 discos.

Archivadores para cd fundas colgantes

Los cajones archivadores de carpetas colgantes de Hama se pueden comprar en dos tamaños: mediano (80 CD) y grande (120 CD). Además se apilan fácilmente en vertical y horizontal y sus patas de goma evitan el deslizamiento. El cajón se abre mediante un sistema de botón pulsador que permite un acceso instantáneo al contenido.

Las fundas son antiestáticas, son secuenciales y permiten guardar dos discos (frontal y reverso).

Cajas archivadoras de cartón para CD y DVD

Una solución mucho más económica para guardar y almacenar CD, DVD y BluRay es comprar cajas de cartón. Las cajas de cartón son tan ligeras como las de plástico y, en muchas ocasiones, vienen desmontadas, lo que nos permite economizar en espacio cuando no las utilizamos.

Uno de los archivadores más interesantes es el modelo Leitz Click & Store. Estas originales y elegantes cajas de cartón se pueden comprar en un gran abanico de colores metalizados: azul, blanco, fucsia, naranja, negro, lila, turquesa y verde lima. Las hay de dos tipos: de sección cuadrada (para CD) y de sección rectangular (para DVD).

Cajas para CD Leitz Click & Store

Las cajas de cartón Leitz Click & Store para CD y DVD combinan con el resto de productos de la gama Leitz. Las esquinas de la tapa incluyen cantoneras metálicas de refuerzo para una mejor conservación del producto. El barniz de acabado facilita la limpieza de la caja archivadora e incrementa su resitencia a la humedad.

En el frontal de las cajas archivadoras Leitz Click & Store encontramos un portaetiquetas para rotular el contenido. Estos archivadores de CD son muy baratos y combinan bien con la decoración de cualquier estancia gracias a su diseño clásico y su gran variedad de colores.

Si ninguna de estas opciones nos convence, otra opción es comprar fundas de plástico y utilizar archivadores de anillas, los archivadores escolares Roxy o las carpetas Mr. Wonderful pueden ser una buena opción: son más compactas que los archivadores con rado.