Cajas organizadoras

Las cajas organizadoras de plástico permiten almacenar un gran número de objetos de manera cómoda y sencilla. Estas cajas se pueden apilar en estanterías, en trasteros o simplemente debajo de las camas. Los modelos transparentes permiten ver el contenido.

Comprar cajas organizadoras de plástico

Ya sea en la oficina, en el almacén, en el taller y también en casa mantener el orden del lugar es muy importante para no perder tiempo buscando lo que necesitamos. Pero algunos objetos no tienen asignado un espacio concreto donde ser guardados. Es entonces cuando comprar unas cajas organizadoras de plástico puede resultar muy útil. Con ellas podremos clasificar todo tipo de cosas: herramientas, enseres, objetos grandes o pequeños, etc.

Las cajas organizadoras multiusos son una buena solución de almacenamiento. Están fabricadas con polipropileno 100% reciclabe de gran resistencia. Son ligeras y muchas de ellas permiten ver el interior ya que son transparentes. Nos ahorraremos de esta forma el tener que rotular con una etiqueta el contenido de la caja. Una ventaja de este tipo de caja clasificadora es que sus bordes están reforzados. Su diseño con nervaduras de plástico en todo el perímetro así como en las esquinas permite apilar varias de estas cajas sin dañar el contenido.

Cajas organizadoras para armarios

Si se desean guardar objetos que no deban recibir los rayos solares entonces es mejor comprar las cajas organizadoras de plástico opaco negro. Cualquier necesidad de almacenaje está cubierta con este tipo de cajas. Además se fabrican en una inmensa variedad de tamaños. Se puede elegir entre modelos con tapa o sin ella. Incluso algunas soluciones incluyen bandejas interiores extraíbles para ordenar los pequeños ítems. Su capacidad en litros es bastante variada y las puedes comprar grandes o pequeñas según lo que vayas a guardar en ellas. En resumen son el complemento ideal para el almacen, la oficina o tu hogar. El polipropileno es un material plástico no tóxico y 100% reciclable.

Cajas plegables y apilables para frutas y verduras

La típica cajas de frutas y verduras. Estas cajas plegables están fabricadas con polipropileno de color negro. Tienen rejillas y bisagras para su montaje y desmontaje y son aptas para uso alimentario. Son muy útiles para transportar las frutas y verduras ya que son apilables y plegables. De manera que cuando no se necesitan se cierran y ocupan muy poco espacio.

Cajas plegables y apilables

Estas cajas de frutas y verduras las utilizan en todos los supermercados y fruterías pero te pueden servir en la oficina para guardar cualquier otro tipo de objetos: herramientas, materiales escolares, ropa, productos para reciclar, botes de limpieza y cualquier otra cosa que se te ocurra.

Cajas Leitz Click & Store

Si estás buscando cajas de cartón bonitas para almacenar y organizar pequeños objetos las cajas Leitz Click & Store son una excelente opción. Estas cajas de cartón plastificado son muy baratas y resistentes y las puedes comprar en una gran variedad de colores.

Las cajas Leitz Click & Store están plastificadas con una lámina impermeable resistente a la humedad para facilitar su limpieza. Además, tienen esquineras metálicas de refuerzo en la tapa que evitan el deterioro de la misma y les da un toque de elegancia.

Más modelos

Puedes comprar estas cajas de cartón en múltiples formatos: revisteros, cajas especiales para CD, cajas para DVD con carcasa, etc.

Cajas Leitz Click & Store para revistas

Un original revistero perfecto par guardar revistas, folletos, catálogos y cualquier otro formato A4. Un revistero muy fácil de montar y reutilizable gracias a la calidad del cartón plastificado. Al ser plegables, los revisteros Leitz Click & Store se pueden almacenar ocupando muy poco espacio.

Estos revisteros bonitos están fabricados con cartón revestido de lámina de polipropileno. Los puedes comprar en ocho colores: azul, blanco, fucsia, naranja, negro, lila, turquesa y verde. Sus dimensiones son: 103x330x253 mm.

Cajas Leitz Click & Store para CD y DVD

La solución ideal si quieres comprar unas cajas baratas para guardar tu colección de CD o DVD que combinen bien con la decoración de tu casa. Se trata de unas originales cajas de cartón con tapa con dimensiones especiales para alojar CD (las de sección cuadrada) o DVD con carátula (las de sección rectangular).

Los tonos de estos archivadores para CD son los mismos que los del resto de la gama Leitz Click & Store: así, mantendremos el estilo de decoración en nuestra oficina o el hogar.

Cajas organizadoras anchas Leitz Click & Store

Este formato de caja organizadora es muy ancho pero no demasiado profundo y tiene una importante ventaja: se puede dividir el interior en 2 o 4 partes para organizar mejor los objetos. Al igual que el resto de la familia de cajas Leitz tiene un marcado diseño contemporáneo y se puede comprar en la habitual varidad de colores de Leitz.

Cajas Leitz Click & Store

Estas caja mide 28x10x37 cm y es perfecta para organizar y clasificar los cables y cargadores del portátil o el smartphone, dispositivos informáticos como los auriculares con micrófono o los equipos de protección individual de la empresa: guantes de protección, mascarillas, buzos de seguridad, etc.

Archivadores para CD, DVD y BluRay

A la hora de comprar archivadores de CD encontramos varias opciones. Además de los clásicos cajones extraíbles, marcas como Hama ofrecen un nuevo y original sistema: las fundas colgantes numeradas. Este sistema es muy compacto y práctico: aumenta la capacidad de almacenamiento y facilita en gran medida la búsqueda de los discos.

Los módulos archivadores para CD, DVD y BluRay son resistentes, ligeros y fáciles de limpiar, su único inconveniente es el precio. Si buscamos un sistema para archivar CD y DVD más barato podemos recurrir a las cajas de cartón Leitz Click & Store, unas cajas muy originales y elegantes que podemos comprar en una gran gama de colores.

Archivadores de cajones extraíbles para CD y DVD

Las clásicas cajoneras extraíbles para CD y DVD son una excelente solución de almacenamiento que permite localizar con facilidad los discos gracias a los índices con pestaña. Para garantizar la confidencialidad, muchos de los módulos incluyen una cerradura con llave (es una llave genérica para todos los modulos).

Cajoneras Esselte Dataline

Los archivadores de CD Esselte Dataline se pueden comprar en diferentes medidas, con cajones simples o dobles y diferente profundidad. Están fabricados con pástico inyectado lo que los hace muy ligeros. Se pueden enlazar en horizontal y apilar en vertical.

Cajones archivadores de carpetas colgantes para CD

Una solución mucho más curiosa que la cajonera Esselte Dataline es la gama de archivadores para CD y DVD Hama CD Box Magic Touch. Este original archivador está formado por una cajonera extraíble con una guía similar a la que se utiliza en los ficheros metálicos de carpetas colgantes.

El archivador Hama CD incluye unas pequeñas fundas colgantes con varillas que se suspenden de las guías del cajón. Este sistema aumenta de manera considerable la capacidad de almacenamiento de la cajonera al mismo tiempo que nos facilita la identificación y localización de los discos. Las fundas numeradas, de plástico transparente, incluyen un espacio para rotular el CD o incluir una carátula y un sistema de hojas índice cada 20 discos.

Archivadores para cd fundas colgantes

Los cajones archivadores de carpetas colgantes de Hama se pueden comprar en dos tamaños: mediano (80 CD) y grande (120 CD). Además se apilan fácilmente en vertical y horizontal y sus patas de goma evitan el deslizamiento. El cajón se abre mediante un sistema de botón pulsador que permite un acceso instantáneo al contenido.

Las fundas son antiestáticas, son secuenciales y permiten guardar dos discos (frontal y reverso).

Cajas archivadoras de cartón para CD y DVD

Una solución mucho más económica para guardar y almacenar CD, DVD y BluRay es comprar cajas de cartón. Las cajas de cartón son tan ligeras como las de plástico y, en muchas ocasiones, vienen desmontadas, lo que nos permite economizar en espacio cuando no las utilizamos.

Uno de los archivadores más interesantes es el modelo Leitz Click & Store. Estas originales y elegantes cajas de cartón se pueden comprar en un gran abanico de colores metalizados: azul, blanco, fucsia, naranja, negro, lila, turquesa y verde lima. Las hay de dos tipos: de sección cuadrada (para CD) y de sección rectangular (para DVD).

Cajas para CD Leitz Click & Store

Las cajas de cartón Leitz Click & Store para CD y DVD combinan con el resto de productos de la gama Leitz. Las esquinas de la tapa incluyen cantoneras metálicas de refuerzo para una mejor conservación del producto. El barniz de acabado facilita la limpieza de la caja archivadora e incrementa su resitencia a la humedad.

En el frontal de las cajas archivadoras Leitz Click & Store encontramos un portaetiquetas para rotular el contenido. Estos archivadores de CD son muy baratos y combinan bien con la decoración de cualquier estancia gracias a su diseño clásico y su gran variedad de colores.

Si ninguna de estas opciones nos convence, otra opción es comprar fundas de plástico y utilizar archivadores de anillas, los archivadores escolares Roxy o las carpetas Mr. Wonderful pueden ser una buena opción: son más compactas que los archivadores con rado.

¿Cómo quitar una etiqueta de una caja de cartón sin dejar restos?

Algunas etiquetas utilizan un adhesivo especial para que resulten fáciles de retirar y que no dejen residuos de pegamento al hacerlo. Estas etiquetas, aunque son algo más caras resultan ideales para etiquetar precios o códigos de barras en libros y otros productos delicados. Es el tipo de etiqueta que utilizan comercios como la casa del libro o Fnac. ¿Pero cómo se puede quitar una etiqueta convencional de una caja de cartón?

Etiqueta en una caja de cartónUtiliza un secador de pelo o una plancha caliente para ablandar el adhesivo

La manera más efectiva para retirar las etiquetas sin dejar restos de adhesivo es calentándolas. Resulta más fácil si logramos sacarla de una sola pieza.

Para calentar la etiqueta se puede utilizar una plancha caliente (sin activar el vapor), un secador de pelo, una pistola de aire para retirar pintura o barniz, etc.

Plancha de ropa

Calienta la etiqueta en toda su superficie y prueba a levantar por una esquina. Si sale fácilmente quítala sin más. Si se resiste no la fuerces, hay que evitar que se rompa porque entonces es mucho más complicado eliminarla.

Continua aplicando calor. Si ya has conseguido separar un poco la etiqueta de la caja, aplica el aire caliente justo en la capa de adhesivo (entre la etiqueta y el cartón). Prueba a estirar poco a poco a medida que aplicas el calor  y verás que la puedes retirar sin mayores problemas.

Secador de pelo