Trackball contra ratón convencional ¿cuál es mejor?

¿En qué casos es mejor el uso de un puntero trackball frente a un ratón convencional?

Un trackball es un tipo de dispositivo apuntador en el que desplazamos una bola en vez del dispositivo en sí. Esto tiene algunas ventajas e inconvenientes, veámos cuales son.

Dispositivos trackball

Características del trackball

La bola del trackball tiene unas dimensiones bastante considerables y lo podemos mover con los dedos o con la palma de la mano. Al no tener que desplazar el dispositivo en sí el movimiento del brazo desaparece, quedando restringido básicamente a la mano y la muñeca. ¿Qué ventajas tiene esto?

El trackball ayuda a usuarios que tengan lesiones y molestias como el síndrome del tunel carpiano. Los movimientos cortos, repetitivos y poco naturales del ratón convencional parecen contribuir a una mayor fatiga y dolor en personas con tendencia a presentar lesiones de este tipo.

¿Cuanto se tarda en aprender a utilizar un trackball?

Mucho menos de lo que parece. Y es algo que no debe suponer un impedimento si, por motivos de salud, es conveniente cambiar el ratón por el trackball.

Para hacer la adaptación lo más fácil posible lo mejor es cambiar directamente el ratón por el trackball sin más. Cuanto mayor sea la exposición al nuevo dispositivo antes nos adaptaremos.

El propio dia del cambio, después de dos o tres horas empezaremos a ganar soltura. En dos o tres días nos defenderemos ya con una fluidez muy buena. A la semana tendremos la misma habilidad que teníamos con el ratón.

¿Qué tipos de trackball existen?

Existen dos tipos de modelos:

  • Trackball con bola central: utilizan una esfera de gran tamaño. Con botones en la base o en los laterales. Estos modelos sirven para usuarios zurdos y diestros.
  • Trackball tipo ratón: lo podríamos considerar un híbrido entre el ratón convencional y el puntero de bola. Su forma es la de un ratón pero incluye una esfera lateral diseñada para utilizar con el pulgar. Estos modelos son específicos para usuarios zurdos o diestros (la bola se mueve con el pulgar).

Trackball con bola central y botones laterales

Otras ventajas del trackball

Estos dispositivos no sólo presentan beneficios ergonómicos sino que son muy útiles por otro motivo: su mayor precisión y control.

Con el ratón convencional cuando te quedas sin espacio en la mesa toca volver a recolocarlo y empezar de cero. Además el movimiento del ratón y la pulsación de los botones afectan el uno al otro y suponen un problema para algunos usuarios. En cambio en un trackball el movimiento de la flecha es completamente independiente de la pulsación de los botones.

Esta mayor precisión lo convierte en un punter ideal para algunos tipos de aplicaciones como el diseño asistido por ordenador (CAD).

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Te ha resultado de utilidad? ¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.