¿Cómo contabilizar el material de oficina?

Una pregunta que muchas personas se hacen es: ¿cómo se contabiliza el material de oficina?

Existen dos maneras de contabilizar el material de oficina. Utilizar una u otra depende de si el material de oficina que se compra, se va a consumir o no, durante el mismo ejercicio económico.

Contabilizar el material de oficina

 

En general, el plan de contabilidad considera al material de oficina como existencias y lo refleja como activo en el balance de situación a través de la cuenta 328 (Material de oficina).

Sin embargo, de acuerdo con el principio de importancia relativa también puede recibir otro tratamiento. Este principio establece que podemos omitir algunos principios contables si las partidas de una actividad económica no poseen una importancia significativa.

Este sería el caso del material de oficina que no supone un desembolso importante, que está destinado a consumirse durante el mismo ejercicio de compra. A continuación se explica cómo se contabiliza la partida con los dos métodos posibles.

Contabilizar el material de oficina
«Contabilidad para todos», un pequeño libro que resuelve esta y otras preguntas sobre contabilidad.

Primera opción: material duradero que no se consume durante el mismo ejercicio.

En este caso es necesario realizar inventario de existencias a final de año. Se utilizan las cuentas 602 (Compras de otros aprovisionamientos), 400 (Proveedores) y 472 (Hacienda Pública – IVA Soportado).

Además tendremos que utilizar las cuentas 328 (Material de oficina) y 612 (Variación de existencias) para la regularización del inventario al final del ejercicio.

Segunda opción: material comprado y consumido durante el mismo ejercicio

Es la opción mas sencilla. Se aplica el principio de importancia relativa. El requisito para poder emplear este método es que el material adquirido se tiene que consumir durante el mismo ejercicio.

La contabilización se realiza mediante las cuenta 629 (otros servicios), 410 (Acreedores por prestación de servicios) y 472 (Hacienda Publica – IVA Soportado). Se contabiliza como compra simple y no hay que regularizar existencias a final de año. Para información más detallada y ejemplos prácticos de aplicación os recomendamos leer el artículo del blog de Contafis sobre cómo contabilizar el material de oficina.

Libros sobre contabilidad recomendados

Contabilidad para todos es un pequeño libro sobre contabilidad. En él se pueden encontrar respuesta a estas y a muchas otras cuestiones relacionadas con la contabilidad. El libro incluye algunas explicaciones generales y un apéndice final con preguntas resultas de contabilidad. Esta en castellano, tiene 205 páginas. Está escrito por Manel Rajadell Carreras, Oriol Trullàs Pardo y Pep Simó Guzmán.

Opinamos que «Contabilidad para todos» es un buen libro, sencillo, práctico y muy recomandable. Se puede comprar en la librería de Amazon. A continuación dos pequeñas reseñas del propio editor (OmniaScience):

La razón de este libro, desde una perspectiva didáctica, es presentar un manual práctico para que pueda entenderse como funciona la contabilidad. Se trata de explicar de manera amena y sencilla los mecanismos propios de la contabilidad.

En las estanterías de las librerías hay muchos manuales que tratan lo mismo que este…, pero años de experiencia docente y de feedback con el alumnado nos ha impulsado a escribir este libro con la pretensión de ofrecer un contenido más ameno, digerible y práctico a la vez.

[Total:1    Promedio:2/5]

¿Te ha resultado de utilidad? ¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.