Pizarras Rocada Skin

La serie de pizarras Rocada Skin está formada por varios paneles modulares combinables entre sí. Estos paneles pueden ser de pizarra blanca para rotuladores de borrado en seco, de pizarra negra o verde para tiza o incluso tableros de corcho.

También existen paneles Rocada Skin para proyectores multimedia. Su superficie blanca mate evita reflejos y asegura una buena reproducción cromática de los colores.

La ausencia de marco de los paneles de pizarra Rocada Skin hace que apenas se note la unión entre paneles. Gracias a la variedad de superficies y a la gran oferta de dimensiones disponibles de estos paneles se puede configurar todo tipo de soluciones a la medida de cualquier usuario.

Pizarras Rocada Skin
Sistema de pizarras modulares de paneles Rocada Skin

Sistema modular de Pizarras Rocada Skin

Las pizarras modulares Rocada Skin permiten un número infinito de combinaciones gracias a su diseño sin marco. Son muy fáciles de instalar gracias al sistema Rocada de fijación mural magnética.

Se pueden colocar en posición vertical y horizontal. Rocada Skin te permite construir una pizarra blanca gigante o forrar una pared entera de paneles de corcho.

Existen varios tipos de paneles Rocada Skin. Los que más posibilidades de tamaño y color ofrecen son los paneles de pizarra para rotuladores de borrado en seco (existen paneles de pizarra blanca, negra, azul, verde y rosa).

También existen paneles para pizarra de tiza líquida. Por último hay paneles de corcho y paneles con superficie mate para proyectores.

Las pizarras Rocada Skin son una alternativa a las pinturas de pizarra para paredes.

¿De qué están hechas las pizarras Rocada Skin?

Los paneles de pizarras Rocada Skin están construidos con chapa de acero, por lo que su superficie es magnética y sirve para utilizar imanes para plannings y todo tipo de accesorios para pizarras magnéticas, por ejemplo, un borrador con imán.

Gracias a su fijación magnética, se puede cambiar rápidamente la disposición de los paneles para adaptar la combinación a las necesidades de cada evento.

Por ejemplo se pueden sustituir paneles de pizarra por paneles de corcho. O crear un espacio de pantalla de proyección con los paneles Skin de superficie mate.

Bolsas para mensajería

Las resistentes bolsas de mensajería son un tipo especial de bolsa postal —están fabricada con materiales plásticos como el polietileno— que permiten reducir el precio de los envios debido al bajo peso de las mismas.

El uso de este tipo de bolsa está aconsejado cuando los objetos a enviar no son excesivamente frágiles. Por ejemplo: documentos, ropa, libros, catálogos o revistas.

Tipos de bolsas de mensajería de plástico

Existen diferentes tipos de bolsas de mensajería, casi todas ellas están fabricadas con plástico opaco y han sido diseñadas para el envío de objetos y documentos mediante correos o agencias de transporte.

Bolsas para mensajería
Bolsas blancas para mensajería

La mayoría de estos productos cuentan con banda autoadhesiva en su solapa de cierre (el pegamento utilizado puede ser permanente o removible).

La oferta de tamaños de las bolsas de mensajería es bastante amplia. Algunas bolsas disponen de tira abrefácil. Son perfectas para materiales textiles, catálogos o folletos. En muchas de estas bolsas, gracias a su textura, se puede escribir, no sólo con rotulador permanente, sino también con bolígrafo convencional.

Estos son los tipos de bolsas de mensajería más comunes:

  • Convencionales: 40×30 cm, 45×43 cm, 40×50 cm, 152×240, 162×230, 250×350, 350×450, 450×600 mm
  • Bolsas de seguridad Keepsafe con precinto hermético (161×260, 225×305 mm). Con precinto hermético que permite detectar manipulaciones. Incluyen número secuencial único de seguimiento. Ideal para bancos, cárceles, policía y otras aplicaciones confidenciales. Si se manipula aparecerá el mensaje «STOP / VOID».
  • Bolsas de mensajería acolchadas: las burbujas de aire de su interior amortiguan los golpes. Ideales para objetos frágiles. Medidas: 180×260, 270×360, 350×470 mm.
  • Biodegradables: fabricadas con plásticos resistentes e impermeables para garantizar la protección del contenido. Con polietileno ecológico reciclable. Medidas: 245×320, 336×430 mm.
  • Con fuelle: se adaptan al contenido gracias al acordeón extensible. Medidas: 35×45 cm.
  • Bolsas de cartón: hechas con láminas duras y rígidas de cartón kraft. Son ideales para enviar documentos, libros o pequeños objetos mediante mensajería o correos. Ofrecen una excelente protección de los objetos. Son muy resistentes, las hay de abertura superior o lateral. Una marca muy conocida es Colompac.

Ventajas de las bolsas de mensajería

Las bolsas de mensajería se prefieren a la caja de cartón ya que al ser más ligeras se reduce el coste del franqueo. Las de polietileno son reciclables. Materiales: plástico opaco, plástico reciclable (polietileno), LDPE COEX.

Mensajero de una agencia entregando un paquete

Otra importante ventaja de este producto es que la alta opacidad del plástico evita la exposición de los objetos a los rayos solares. Además, se garantiza la protección contra salpicaduras de agua, humedad ambiental, etc. Algo imprescindible pues los envíos pasan por todo tipo de condiciones ambientales antes de llegar a su destino: camiones, almacenes, furgonetas, muelles de carga, aeropuertos, etc.

Plastificadoras en frío

La plastificadora en frío es una máquina para laminar o plastificar documentos que no requiere de calor para su funcionamiento. Se diferencia así de las laminadoras de documentos mediante calor, que precisan conexión a la red eléctrica e incluyen una pequeña resistencia para derretir los bordes de plástico de las fundas.

La plastificación en frío utiliza rollos de plástico autoadhesivo de doble cara que se adhieren con la ayuda de la máquina tanto en el anverso como en el reverso del documento. También existen fundas especiales que no requieren de una máquina plastificadora.

La ventaja principal de este sistema respecto al térmico es que se puede realizar en cualquier lugar, incluso si no se tiene acceso a una toma de electricidad. El inconveniente es que es un sistema mucho más caro: tanto la máquina, como las fundas de plastificación en caliente, son mucho más baratas.

Máquina de plastificación en frío

También es un sistema más rápido y cómodo pues no hay que esperar a que se precaliente la máquina (lo que lleva entre 1 y 4 minutos según el modelo).

Plastificadora en frío 3M LS1000

La plastificadora 3M LS1000 es una plastificadora en frío: no necesita tiempo de precalentamiento, no genera olores ni suciedad. Es una laminadora (plastificadora) ideal para materiales sensibles al calor y fotografías. Puede plastificar documentos de hasta 2.54 mm de grosor. La 3M LS1000 funciona sin electricidad (laminación en frío) y puede laminar documentos de 12 pulgadas de ancho (30.48 cm) y 17 pulgadas de longitud (43.18 cm). Funciona con rollo autoadhesivo y no necesita calor.

Plastificadora en frío 3M LS1000
Laminadora plastificadora en frío 3M LS1000

La 3M LS1000 es una plastificadora en frío de gran calidad que puede soportar un uso intensivo y que tiene la gran ventaja de no necesitar precalentamiento: plastifica inmediatamente cualquier documento sin tener que esperar.

Esta laminadora utiliza los cartuchos de plastificación en frío 3M DL-951 de 30 metros de longitud. Cada cartucho puede plastificar aproximadamente 100 documentos Din A4. Incluye aplicador y cartucho. Sirve para documentos de formato Din A3 y Din A4. Color gris carbón. Más información en la ficha técnica.

Aplicaciones de la laminadora en frío 3M LS-1000:

  • Posters y carteles
  • Mapas
  • Documentos
  • Plannings
  • Presentaciones
  • Calendarios

¿Qué es el film alveolar? ¿Para qué sirve?

El plástico de burbujas rellenas de aire es conocido por otro nombre, mucho más extraño: film alveolar. Esta lámina acolchada es una solución excelente para proteger objetos. Se utiliza para enviar objetos frágiles mediante mensajería o por correos ya que el riesgo de la rotura durante el transporte es bastante elevada.

Film alveolar
Lámina de film alveolar con precinto de embalaje y tijeras

Durante su traslado y manipulación recibe numerosos golpes (en la furgoneta del mensajero, en la central de recepción, en el reparto hasta el destinatario final, etc.). Para evitarlo se puede comprar plástico de burbujas y envolver con él las mercancias frágiles.

Los rollos de film alveolar están disponible en varios anchos y longitudes para cubrir bien nuestras necesidades de embalaje. Como curiosidad se puede comentar que el plástico de burbujas también se utiliza como remedio antiestrés ya que a muchas personas les relaja el explotar las pequeñas burbujitas de aire con contiene.

Sin embargo en los nuevos modelos de esta lámina protectora esto es imposible de realizar ya que las celdillas no son independientes sino que están interconectadas entre sí. Esto impide explotar las burbujas ya que al presionar las mismas el aire se desplaza a las celdillas vecinas. Sin embargo por este mismo motivo es mucho más seguro para la protección de los objetos.

Como complemento del film alveolar se recomienda comprar precinto de embalaje transparente para pegar el mismo. Otra opción para los objetos muy pequeños es comprar bolsas de burbuja. Estas últimas son como un sobre postal pero están forradas en el interior con las burbujas de aire. Se utilizan mucho para enviar documentos importantes o pequeños objetos sin que sufran daños.

¿Cómo utilizar el film alveolar?

Cuantas más enrollemos el objeto a proteger en el plástico de burbujas mayor será la resistencia a golpes y caidas. Se suele pegar el comienzo del film con un poco de celo antes de proceder a aplicar varias vueltas de rollo sobre el objeto.

Es conveniente alternar la dirección para que el objeto quede protegido en todas sus esquinas. Si el objeto es extremadamente frágil sería conveniente añadir algún tipo de acolchado extra en la caja. Por ejemplo un poco de papel de embalar arrugado. Lo situaremos entre las paredes de cartón y el objeto.

Tienes más información sobre el film alveolar en la wikipedia.

¿Cómo reparar una perforadora de papel?

Las perforadoras de papel de alta capacidad, debido al esfuerzo tan grande que realizan, sufren un cierto desgaste en sus punzones así como en otras piezas de su mecanismo interno. Por este motivo, los fabricantes y servicios técnicos ofrecen algunas piezas de repuesto que permiten reparar la taladradora y hacer que funcione igual que el primer día: el chasis y su palanca no sufren ningún tipo de daño.

Perforadora de papel

Reparación y mantenimiento de las perforadoras de gruesos

Cada perforadora tiene su propio modelo de discos y punzones. Para averiguar la referencia de la pieza de repuesto lo mejor es consultar el manual de la máquina si aún lo conservamos o buscar en la web del fabricante.

Las piezas que necesitan reemplazo en las taladradoras de gruesos son aquellas que sufren desgaste. Siendo las más habituales los punzones perforadores y los discos de fijación. Este tipo de máquinas utiliza punzones huecos, que mejoran mucho el rendimiento de la perforadora pero a costa de sufrir un desgaste mayor.

¿Para qué sirven los discos de las perforadoras de gruesos?

Este tipo de perforadoras utilizas un sistema combinado punzón-disco que mejora la transmisión de fuerza del punzón perforador y la concentra en el lugar exacto del taladrado. Al ser un disco de plástico reemplazable se evita estropear la base del taladro así como el desafilado del punzón.

¿Qué es una pizarra planificadora?

Los planificadores de pizarra consisten en una superficie de pizarra blanca sobre la que se imprime un casillero que puede ser mensual, semanal o anual. Este casillero viene a ser como un calendario, pero en él no se especifíca el día concreto en número sino sólo en letra. Esto añade mucha flexibilidad para la planificación de actividades.

Pizarra de planificación

Desasociar la fecha de las tablas de planificación permite su reutilización para cualquier semana, mes o año. Sin importar el día o la fecha del mismo. Así, un planificador de pizarra semanal nos permite borrarlo cuando llegamos al viernes o al domingo y comenzar el lunes completamente desde cero.

¿Por qué comprar planificadores de pizarra?

Elaborar horarios para organizar nuestro tiempo está comprobado que aumenta nuestra productividad al mismo tiempo que reduce el estrés. Con un sólo vistazo a nuestro planificador sabremos que actividades son las más importantes y en qué momento exacto tendrán lugar. De esta forma aprovecharemos mejor nuestro tiempo y tomaremos decisiones mucho más acertadas sobre el resto de las actividades que debemos realizar. Estas pizarras son muy polivalentes gracias a su tablero imantado. Con él no sólo es posible la escritura con los típicos rotuladores de pizarra sino que también podremos utilizar sobre él todo tipo de imanes. Los imanes para la planificación de proyectos se pueden comprar en diferentes tamaños y colores.

Debemos asignar un código de color a cada actividad y elaborar una pequeña leyenda en la parte inferior de la pizarra (o bien memorizarla). Por supuesto también se pueden añadir las anotaciones oportunas con los rotuladores ya que se borran en seco al igual que en cualquier pizarra. Estas pizarras de planificación funcionan muy bien porque captan la atención visual de la persona de manera muy efectiva.