Plannings, una herramienta útil para la oficina

Planning o pizarra de planificación Faibo

Planning o pizarra de planificación Faibo para planificación mensual

Por planning no nos referimos únicamente al proceso de planificar las tareas que debemos acometer a corto o largo plazo. También podemos referirnos a un utilísimo utensilio que puede facilitarnos el correcto desarrollo de nuestros proyectos y, de paso, ordenar los escritorios de más de uno.

Y es que organizar los proyectos de nuestro negocio no es tarea fácil. Multitud de variables pueden tomar forma simultáneamente y siempre existe la posibilidad de que algún detalle se nos escape. Para ello los plannings pueden convertirse en un firme aliado, que evitará que se nos olvide o descuidemos alguna de las actividades que debemos desarrollar.

Los plannings o pizarras de planificación están formados por una superficie amplia dividida en columnas y líneas donde insertaremos fichas, imanes o tiras de diferentes formas y colores. De esta manera podremos planificar nuestros próximos movimientos a escala semanal, mensual o incluso anual, y comprobar, una vez pasado el tiempo, si hemos cumplido con nuestras previsiones iniciales.

Pese a que por su aspecto los plannings puedan resultar parecidos a pizarras blancas destinadas para escribir con rotulador, estás jamás podrían cumplir las mismas funciones que un buen planning, por muchos post – it que decidamos pegarle encima o líneas que tracemos sobre su superficie.

Plannings, dos visiones de un mismo producto

Los plannings magnéticos de marcas como Faibo o Bi-Office suelen ser los más apreciados por los usuarios, debido a la facilidad para fijar notas en sus superficies imantadas y la capacidad para trasladar nuestros apuntes de un lugar a otro sin desgaste ni posibilidad de perderlos. Eso no quita que podamos escribir directamente sobre el planning si fuera necesario, pudiendo editar o borrar nuestros textos mediante el uso de un simple borrador.

Los imanes no son nuestra única opción, el fabricante Nobo nos ofrece otra solución: plannings mediante fichas T. Estas, se caracterizan por estar diseñadas para insertarse en las ranuras de los plannings que las incorporan, estar disponibles en multitud de colores y ser susceptibles a ser utilizadas para escribir anotaciones sobre ellas.

Las fichas T pueden ser adquiridas por separado en grandes cantidades a precios asequibles (actualmente 100 fichas T Índice surtidas cuestan poco menos de un euro) por lo que no es un consumible en el que vayamos a dejarnos grandes cantidades de dinero.

La otra gran característica diferenciadora de los planning mediante fichas T es que pueden ser construidos a medida por nosotros mismos, mediante la unión del número de paneles que consideremos necesarios. También podremos retirar algún panel para empequeñecer el planning si en algún momento tuviéramos problemas de espacio o cambiaran nuestras necesidades, permitiendo reorganizarnos rápidamente sin incurrir en costes adicionales.

Plannings de fichas T de la marca Nobo

Planning mediante fichas T de la marca Nobo

Una de las grandes ventajas de los plannings magnéticos es la posibilidad de adquirir algunas de las tiras o láminas imantadas que ofrecen los principales fabricantes. De esta forma podremos recortar las cantidades justas para nuestras necesidades, dándonos libertad para crear formas y símbolos que nos ayuden a guiarnos por nuestro planning.

Como veis encontramos dos visiones diferentes de cómo encarar la creación de un planning, cada una con sus ventajas e inconvenientes. ¿La movilidad y maleabilidad de las fichas T de Nobo o la versatilidad a la hora de organizarse con una de las pizarras de planificación magnéticas Faibo o Bi–Office? La decisión depende de vuestros gustos, pero resulta seguro que, escojáis la opción que escojáis, ganaréis capacidad organizativa dentro de vuestra oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *