Plastificar tus propios documentos es muy rápido y sencillo. Sólo necesitas una plastificadora de documentos y las fundas de plastificar.

Foto de una plastificadora GBC Fusion 3000L
Plastificadora GBC Fusion 3000L

Existen diferentes grosores de fundas, las más finas son, como era de esperar, más económicas. Y tienen una ventaja sobre las gruesas: se pueden utilizar con todo tipo de plastificadoras, incluso con las más baratas. En cambio las fundas de mayor grosor requieren una máquina de mayor calidad ya que necesitan una temperatura más alta para ser derretidas.

Las carteras o fundas de plastificación: espesor y formato.

Se fabrican en varios tamaños para adaptarse a los distintos formatos de documentos, además como ya hemos dicho antes hay varios grosores de plástico. Una funda de plastificación esta formada por dos láminas sencillas de plástico unidas por uno de sus lados (la plastificadora soldará el resto de lados).

Una de las fundas de plastificación más utilizadas es la de 2 x 75 micras: es decir 75 micras de espesor tanto en el plástico frontal como en el posterior. Una micra es la milésima parte de un milímetro. Si empleamos estas fundas el grosor del documento resultante tendrá aproximadamente un milimetro y medio.

Cartera de plastificación de documentos GBC
Funda de plastificación de documentos GBC

Las fundas de 75 micras ofrecen una protección adecuada para la mayoría de trabajos de oficina. Generalmente las plastificadoras más económicas sólo pueden utilizar este tipo de carteras. Las plastificadoras más avanzadas pueden utilizar más grosores, por ejemplo carteras de 100 ó 150 micras.

¿Cómo elegir la plastificadora de documentos?

A la hora de elegir la plastificadora hay que tener en cuenta fundamentalmente tres aspectos:

  1. El tiempo de precalentamiento: mide el tiempo que transcurre desde que se enciende la plastificadora hasta que ésta alcanza la temperatura necesaria para plastificar.
  2. Velocidad de plastificación: si el volumen de documentos a plastificar es muy alto será mejor elegir una plastificadora rápida. No es lo mismo esperar dos minutos para la plastificación de un documento A4 que 30 segundos.
  3. Grosores de las carteras que puede utilizar: tenemos que asegurarnos de que la plastificadora puede utilizar el grosor de cartera escogido. Las más sencillas sólo pueden usar un tipo de cartera, las más avanzadas tienen varios selectores de temperatura y permiten trabajar con varias opciones.

¿Cómo se plastifica un documento con la máquina plastificadora?

Para plastificar el documento sólo hay que realizar tres operaciones:

  1. Encendemos la máquina y esperamos a que alcance la temperatura. La mayoría de las plastificadoras tienen una luz indicadora de estado que nos avisan de cuando están listas para plastificar.
  2. Introducimos el documento dentro de la cartera de plastificación.
  3. Se introduce la funda en la plastificadora y se espera a que realice el trabajo: una vez alimentada la plastificadora comienza a procesar el documento. Los bordes de la funda se derriten para conseguir una plastificación perfecta.

Así de sencilla es la plastificación de documentos.

A continuación os dejamos un pequeño video sobre la plastificadoras de documentos GBC Fusion 3000L. Este modelo está recomendado para un uso regular y puede plastificar un documento en sólo 30 segundos. El tiempo de precalentamiento también es pequeño (90 segundos). Pueden utilizar tres grosores de carteras: 75, 100 y 125 micras.